¡CÚREME!

¡Es tan fácil medicarse! Lo difícil es hacerse responsable de la enfermedad, mejor dicho, de la salud. Eso es lo complicado. Y es que, mire donde mire, todas las indicaciones me llevan camino de la inconsciencia. ¿Por qué no mirar dentro? Es la ruta más segura.

Drogarse es la cosa más sencilla que he visto en mi vida. Señora doctora, que lo sabe todo de las enfermedades (no lo tengo yo tan claro con respecto a la salud), dígame qué tengo y dígame qué puedo hacer. Me encomiendo a usted, todopoderosa. ¡Cúreme! ¿Existe una manera más clara de desempoderarse?

Lo veo constantemente en mi consulta. Personas desesperadas en busca de una pastilla mágica que les devuelva la felicidad. Perdone pero se ha equivocado de lugar. Primero, yo no curo a nadie. ¿Cree usted que si yo tuviera ese don estaría aquí sentada? Probablemente no. Segundo, el único que tiene ese poder es usted, ¿No se da cuenta? Entonces me miran extrañados, con una cara entre aliviados y asustados, “temblando del susto de la libertad” que diría Galeano. Si quieres hacerte cargo, yo puedo acompañarte en el proceso y si, por el contrario, prefiere seguir siendo un inconsciente; tranquilo, usted no desespere. Sólo tiene que salir a la calle. Para los indecisos y para los irresponsables ésta es la sociedad perfecta. ¿Qué dice? ¿Qué no sabe qué hacer con su dinero? Pregunte al director de su banco, que él tendrá unas cuantas de buenas ideas de cómo gastarlo o dónde invertirlo. ¿Qué no sabes qué estudiar? Pregúntale a tu padre. Que su problema es que no sabe dónde ir de vacaciones. Vaya a la agencia de viajes más cercana y saldrá de allí con todo organizacito. No tendrá que pensar más. Si no sabe que hacer este fin de semana, sus amigos estarán encantados de hacerle los planes. Lo que está claro es que si tú no tomas decisiones otros estarán deseando hacerlo por ti.
hojas--fondo-blanco--documentos--fuego_366458

Queridos todos, estoy intentando ser responsable. Estoy siendo coherente con lo que predico. Es mi oportunidad para tomar las riendas de mi vida. Y mientras las consecuencias tenga que padecerlas yo, yo decido ¿Queda claro?

Anuncios

3 comentarios en “¡CÚREME!

  1. Pingback: DESCUBRE A QUÉ QUIERES DEDICARTE (y vive de ello) | biblioterapeuta

  2. Pingback: LA AUTOCURACIÓN | biblioterapeuta

  3. Pingback: ESCUELA DE ALMAS | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s