VIVIR EN EL ALMA. EL VERDADERO CAMINO ESPIRITUAL: LLEGAR A SER NADIE

Hace un par de semanas leí “Vivir en el alma”. Una de las primeras cosas que hace su autor, Joan Garriga, es advertir al lector que éste no es un libro para inocentes ni para los excesivamente jóvenes, refiriéndose a jóvenes a aquellos que han permanecido a resguardo de la vida y han tomado pocos riesgos. Al contrario –escribe–, es para aquellos que han experimentado en algún momento las inevitables inclemencias del tiempo y contrariedades del vivir…

Creo que éste puede ser un libro también para ti, porque si estás leyendo este post es que estás vivo, y si estás vivo, por mucho que quieras no puedes esconderte de la vida, con todas sus consecuencias. También me atrevo a decir que éste es un libro para quién está dispuesto a ser valiente y responsable, y en esto último, amig@, no puedo poner la mano en el fuego por ti, en esto te corresponde aventurarte a ti ¿Lo eres? ¡Pues adelante!

Antes de nada, ¿qué entiendes tú por alma? Desde que tengo uso de razón yo imagino el alma como una luz invisible con electricidad ubicada por encima de mi cabeza y tampoco es que esta concepción haya variado mucho con el paso del tiempo. Puede que ahora llame a las cosas por su nombre, eso es todo. Ahora sé que esa luz invisible con electricidad se llama campo de resonancias, donde todo está conectado con todo y todos estamos conectados con todos. El hecho de que no la ubicara en el propio cuerpo ya apuntaba, de alguna manera, a la independencia de nuestra identidad personal, donde el yo se desvanece ¿Qué hay más allá del yo? Todo lo que transciende a lo personal.

Con respecto a la transcendencia del yo, hay un concepto en el libro que cada vez que lo releo me atesta un alivio, una paz interior, un dejar de luchar y rendirme a lo que es,… es la idea de LLEGAR A SER NADIE. Este es el verdadero camino espiritual. Sólo con escribirlo ahora se me afloja todo el cuerpo. ¿No te pasa a ti lo mismo? Ya está bien de creer en la escasez, de atesorar compulsivamente, de tener por tener, de competir; de aparentar lo que no soy, de máscaras y artificios; de seguir en la inercia, de levantarme y poner el piloto automático para seguir viviendo inconsciente. ¡Ves porqué decía que éste es un libro para valientes y responsables!

“La raíz de todos los males consiste en creer que aquello que habitualmente designamos como yo es una entidad real y verdadera”  Pero si no soy yo, entonces ¿quién soy? El ego, el ego no puede permitirse no ser nadie. Si me desvanezco, entonces ¿qué queda? La esencia. ¿Y cómo hago para hallar la esencia? Te estarás preguntando. Pero no sos vos es tu ego quién lo cuestiona.

La clave está en el subtítulo del libro: Amar lo que es, amar lo que somos y amar a los que son.

Cuando todo parece que se derrumba, paradógicamente, nos ponemos más cerca de encontrar lo esencial y comprendemos lo que nos sostiene...

Cuando todo parece que se derrumba, paradógicamente, nos ponemos más cerca de encontrar lo esencial y comprendemos lo que nos sostiene…

  • Amar lo que es. Amar la realidad y la vida tal y como son. Lograr aceptarla y tomar lo que nos trae, tanto lo que nos parece agradable como lo menos agradable. Porque lo contrario, oponernos a la realidad, nos debilita y nos enferma. Siento decirte (recuerda que tu eres mi espejo) que la realidad no es cómo debería de ser, ni como a ti te gustaría que fuera; ¡la realidad es como es! Cuanto antes tomes conciencia de esto, antes dejarás de sufrir y de juzgar lo que te pasa como bueno o malo. Esto te redime de cualquier rol de víctima y te da la oportunidad de alinearte con la vida y fluir por fin con ella.
  • Amar lo que somos. Sí, amar lo que somos tiene que ver con el concepto de autoestima, con el respeto a nosotros mismos y con otro aspecto de la misma que no veo incluido en las definiciones habituales de autoestima: considerarnos merecedores de la felicidad (N. Branden). Se trata de integrar todo lo que somos, lo que nos gusta y lo que no, incluido eso tan terrible que estás pensando y que te empeñas en disimular y/o enmascarar, con la considerable pérdida de energía y de vida. ¿Qué puede haber tan horrible dentro de ti que tenga que ser ocultado con tamaña violencia, si todas las partes que te componen tienen como objetivo conducirte a la felicidad? Si sabemos que todo a lo que te resistes, persiste. ¿No será más sencillo dejar de luchar contra uno mismo? Y, por cierto, ¿No será más honesto?
  • Amar a a los que son. Significa llegar a experimentar que todos somos uno y el mismo. Significa que en ti puedo encontrarme yo. Es porque me resulta mucho más fácil mirar hacia fuera que hacia dentro, que constantemente proyecto en ti mi sombra. Por ello te ofrezco mis disculpas por cada vez que te he juzgado. Ya me he dado cuenta de que cada vez que te señalo con un dedo, otros tres me están apuntando a mí. Porque cada vez que te insulto me insulto, cada vez que te rechazo, en ese mismo instante, me rechazo. Gracias por todo lo que descubro de mí a través de ti.

La plenitud de toda vida se realiza manteniendo la sintonía con el Gran Alma, y para lograrlo debemos remitirnos a todo lo anterior. No existen el bien y el mal como entes verdaderos ni los opuestos como enemigos irreconciliables. No hay preferencias, ni pasiones ni aversiones. Sólo hay ser, no inclinaciones; tampoco hay tiempo ni finitud. Ya, ya sé, no dije que fuera fácil. ¡Por eso en la Gran Alma viven los valientes, los honestos, los responsables!

Anuncios

Un comentario en “VIVIR EN EL ALMA. EL VERDADERO CAMINO ESPIRITUAL: LLEGAR A SER NADIE

  1. Pingback: ¿DÓNDE ESTÁN LAS MONEDAS? | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s