LAS “ALILAS” DE ÁLEX (6 mitos sobre creatividad)

Dicen que lo que no tiene nombre no existe. ¿Te has preguntado alguna vez quién pone nombre a los diferentes productos?¿Cómo es el  proceso por el cual una palabra es asignada a un objeto? ¿o es al revés?

Sea como fuere, el nombre es el primer elemento diferenciador, una forma de existir en el mundo. ¿Quién no ha vivido la dificultad de encontrar un nombre para su hijo, una asociación o un negocio? Necesitamos de sustantivos que nos faciliten la comunicación cuando nos referimos a objetos o personas. Y, curiosamente, cuando no recordamos sus nombres nos servimos de otros, que no designan ni a nada ni a nadie en concreto pero, que funcionan como comodines: cosa, chisme, tía, pavo…

Ayer tuve la suerte de estar presente y poder ver con mis propios ojos los entresijos de este proceso creativo, al que podría denominar “naming”. ¿Me acompañas?

Muchas empresas confían en expertos para generar ideas creativas. Las dos personas de las que voy a hablar a continuación no son expertos [1. mito del experto: los estudios  muestran que los problemas más difíciles, generalmente requieren la perspectiva de un externo o de alguien no limitado por el conocimiento sobre por qué algo no puede realizarse.], pero están dotadas de una mente naturalmente creativa y abierta, lo que les convierte en personas más que aptas para llevar a cabo este cometido.

Los preparativos.

Cuando llegamos al lugar de encuentro, todo estaba preparado para facilitar el proceso creativo. Álex nos recibía sonriente y descalzo, signo inequívoco de que llevaba ya rato metido en faena. Sobre una alfombra se encontraban desparramados un montón de objetos que invitaban a sentarse junto a ellos, observarlos, tocarlos y manipularlos. Nada estaba allí puesto al azar. [2. mito del creativo desordenado: Las personas creativas no es que sean desordenadas, sino que siguen un orden diferente del comúnmente establecido por las organizaciones o la sociedad. Normalmente tienen un orden propio y por ello, la mayoría de las personas no son capaces de seguir la lógica de su organización.].

Tras los saludos, Darío se dispuso a descalzarse. El espacio era reducido, por lo tanto, había que trabajar con los diferentes objetos por tiempos y recoger unos antes de manipular otros [3. mito de lo ilimitado: Otra noción popular es que las limitaciones inhiben nuestra creatividad. Los estudios demuestran lo contrario, que la creatividad ama los límites. Así que una recomendación sería aplicar límites intencionadamente para aumentar el potencial creativo.].

Unos cubos (dados para Álex) llamaron poderosamente la atención de Darío. Cuando has leído la palabra cubos, ¿qué imagen ha aparecido en tu mente? Cubos de plástico, de madera, de colores, con números, con dibujos, con letras, cubos grandes, cubos pequeños, cubos de playa, de rubik, soma… Indudablemente cubos es una palabra muy general y aquellos cubos necesitaban un sustantivo concreto que los diferenciara de otros.

El ensayo.

Álex tiene una tremenda habilidad para inventar palabras, de hecho tiene un lenguaje propio. Últimamente estaba enfrascado en una nueva palabra y tenía que testarla de alguna manera. [4. mito de la ratonera: Algunos falsamente creen que una vez que se tiene una nueva idea, el trabajo está hecho. Pero ésta no servirá de nada si no se ejecuta, comunica y se dirige de forma correcta.]: “Alilas”, dijo Álex como esperando alguna reacción en Darío. Silencio. Alilas, volvió a repetir. De repente Darío pronunció en voz alta la palabra mágica. Álex empezó a saltar. Darío emocionado vociferó otra vez ¡alilas! girando sobre sí mismo sin dejar en ningún momento el cubo que tenía entre las manos. Y los dos, sumidos en un loco baile al ritmo de alilas, supieron que alilas era la palabra que estaban buscando para los cubos. [5. mito del creador solitario: La creatividad comúnmente es producto de un trabajo en equipo, y estudios recientes demuestran que los equipos creativos pueden ayudar a los líderes a crear y ejecutar ideas creativas]

Las alilas de Álex

Las alilas de Álex

La incubación.

Puede que estés pensando que alilas sea una palabra pronunciada por Álex de forma casual. Yo me atrevo a pensar que quizás sea una derivación de la palabra álea. (En Roma se llamaban álea  a los dados, como dijo Julio César al cruzar el Rubicón: Alea jacta est: “el dado tirado está” o “La suerte está echada”. De álea proviene aleatorio, al azar.). Pero no lo sé seguro. No se lo pregunté. [6. mito Eureka. Las nuevas ideas a veces parecen aparecer de la nada; como si fueran un rayo de inspiración. Pero las investigaciones demuestran que en realidad son la culminación de trabajar previamente en un problema. En realidad, este pensamiento tuvo tiempo de incubarse en el subconsciente, antes de aparecer como innovaciones del estilo ¡Eureka!.].

La prueba de fuego.

Todos sabemos que en un momento de euforia todas las ideas pueden ser buenas pero conviene valorarlas al día siguiente, en frío y ver si realmente la propuesta sigue teniendo el mismo impacto.

Cuando amanecía, Darío remoloneando, fue rodando desde su cuna (aun no ha cumplido los dos años) hasta mi cama, y abriendo un ojo preguntó: “¿dónde están las alilas?”  Y sin darme tiempo a contestar, se dio la vuelta y volvió a quedarse dormido. Tal vez para seguir soñando con las alilas de su amigo Álex…

Anuncios

Un comentario en “LAS “ALILAS” DE ÁLEX (6 mitos sobre creatividad)

  1. Pingback: EL CAMINO DEL ARTISTA | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s