ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN EN SU VIDA HÁGASE ESTAS PREGUNTAS. ELIGE CADA DÍA DE TU VIDA

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que hace extraordinaria a una persona? Una persona extraordinaria es una persona ordinaria que toma decisiones extraordinarias. Todas las decisiones que tomas son importantes, hasta las que puedan parecerte más insignificantes, porque todas en su conjunto te han llevado al punto de tu vida en el que te encuentras: dónde vives, cómo vives, con quién vives, a que te dedicas… Es decir, tu situación actual es fruto de todas tus decisiones pasadas.  Y por lo tanto, tu futuro depende de las decisiones que estés tomando hoy, ahora. La buena noticia es que tu vida depende de ti. La mala es que ya no te sirve de nada echar la culpa de lo que te pasa a tu pareja, tus padres o tu jefe. Si no te gusta la realidad que estás viviendo, te invito a que revises las decisiones que tomaste.

En el pasado post No hay decisiones equivocadas, hablaba de perder el miedo a tomar decisiones puesto que no hay decisiones equivocadas y, te emplazaba a leer esta entrada donde conocer diez preguntas inspiradoras que te ayudarán en la toma de decisiones. “Las preguntas correctas” como las denomina Debbie Ford están extraídas de su libro “Antes de tomar una decisión en su vida hágase estas preguntas”. Las respuestas a estas cuestiones te aclararán el pensamiento pero sobre todo provocarán sensaciones en tu cuerpo. Déjate sentir. ¿Estás preparad@?

¿Te imaginas salir de casa cada mañana sin saber dónde ir? ¿Cómo te sentirías? Esta es la razón por la que te propuse reflexionar acerca de lo que quieres, qué es con lo que verdaderamente estás comprometido? Si sabes lo que quieres, es más fácil hacer elecciones que te acerquen a ello. Recuerda que el mundo externo es un reflejo de tu mundo interno: tus pensamientos y creencias (aunque sean inconscientes, de hecho la mayoría de ellos lo son) están generando la realidad que habitas. Después de una semana de reflexión ¿aun tienes dudas? Prueba a hacer lo siguiente: cuando te levantes mañana, antes de ponerte en pie, dedícate unos minutos y permítete tener todo lo que deseas (¡créeme, te lo mereces!). Recuerda a dónde quieres ir y para qué quieres llegar. Por último siéntete como si ya lo hubieras logrado. Repite este proceso cada día. Te lo repito cada lunes: ¡Lo que crees lo creas!

La calidad de nuestras decisiones dictaminará si tendremos que debatirnos con la frustración, o vivir una vida extraordinaria

La calidad de nuestras decisiones dictaminará si tendremos que debatirnos con la frustración, o vivir una vida extraordinaria.

Las preguntas correctas te ayudarán a que seas consciente de tus decisiones y sus consecuencias, encontrando la vía directa a lo que realmente necesitas para sentirte bien. Están diseñadas para que las lleves contigo y las utilices como una herramienta cotidiana que te permita responder en vez de reaccionar. Realmente son cuestiones increíblemente poderosas. No te dejes engañar por su simpleza.

1 y 2. ¿Me llevará esta decisión a un futuro más estimulante o me dejará anclado en el pasado? ¿Es esto un acto de fe o un acto de miedo? Recuerda que sólo existen dos maneras de tomar decisiones: desde el amor o desde el miedo. Cuando avanzas hacia tus deseos más profundos, tu entusiasmo te despierta cada mañana, te inspira, te da la energía que necesitas para seguir adelante. Mientras que las decisiones que tomas por miedo, te limitan al pasado. Quedarte en tu zona de confort también te ancla al pasado ¿Crees que así te mantienes a salvo? Haz una lista de las decisiones que tomas y que te alejan de tu meta. Así tomarás conciencia de todo lo que te autoengañas a diario.

3. ¿Me aportará esta decisión una satisfacción a largo plazo o sólo una gratificación inmediata? Cuando tomas decisiones que están en conflicto directo con tus sueños, te arrebatas el futuro que deseas. La gratificación inmediata te asegura estar dando vueltas al mismo círculo vicioso. Si eres humano, es probable que tengas necesidades no satisfechas de las cuales no eres consciente. Si sigues sin atenderlas y sin ser consciente de ellas, continuarás actuando de forma impulsiva tratando de satisfacerlas. Enfócate en lo que quieres y no permitas distracciones que te alejen de tus sueños.

4. ¿Tengo el control de la situación o intento complacer a otro? Sustituye la necesidad de agradar a otros por el compromiso de respetarte. Verás cómo cada experiencia de serte fiel alimenta la siguiente. Por el contrario, cada vez que intentas complacer a los demás, te olvidas de quién eres y entregas a otros las riendas de tu vida. Tampoco se trata de decir “NO” a todo y a todos. Más bien se trata de elegir decir sí cuando quieres decir sí y decir no cuando quieras decir no. Es fácil, ¿verdad? 😉

5. ¿Voy en busca de lo bueno o voy en busca de lo malo? [Los términos bueno y malo de Debbie Ford no me gustan demasiado. ¿Qué es bueno y qué es malo? (lo dejo para otra entrada)]. Lo que está claro es que en la vida hay momentos muy dulces y momentos muy amargos pero lo importante es: ¿tú, hacia cuáles miras? ¿Eres capaz de ver lo “bueno” de las situaciones? ¿Y de las personas? Muchas personas están entrenadas en descubrir los “peros” de cada situación, sin embargo, las personas que eligen ver lo positivo pueden transformar la realidad. El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en ver nuevos paisajes, sino en tener ojos nuevos. Buscar lo “bueno” abre nuestro corazón y nos permite vivir en un estado de gratitud por todo lo que tenemos. ¡Practica el agradecimiento!

6 y 7.  ¿Esta decisión reforzará mi fuerza vital o me robará energía? ¿Esta decisión me da poder o me lo quita? Para mí, esta es sin duda la pregunta más importante, la que más me ayuda a tomar decisiones. Me da una pista clara y contundente para saber hacia dónde dirigirme. Algunas decisiones que me roban energía: llegar tarde,  gritar a mi hijo, comer azúcar, culpar a otros de lo que me sucede, albergar rencor, criticar, vivir con miedo, poner mis emociones en manos de otros… Algunas que me dan energía: cantar, hacer el amor, dedicarme tiempo, alimentarme bien, decir no, leer, responsabilizarme, la relación de ayuda… Tu fuerza vital es la guardiana de tu mente, cuerpo y alma. Cuando tu fuerza vital es fuerte, de ti emana el brillo y la belleza de tu verdadera naturaleza. Haz tu propia lista de las elecciones que te proporcionan y te restan fuerza vital.

8 y 9. ¿Utilizaré esta situación como un catalizador para crecer y evolucionar o me servirá para hundirme? ¿Es esto un acto de autoestima o un acto de autosabotaje?

Puede que no podamos evitar que nos pasen situaciones no deseadas pero si podemos transformar nuestras heridas emocionales en sabiduría. Utiliza lo que te sucede como un catalizador que te aporte un mayor entendimiento.  Si estás sufriendo es porque estás utilizando algo de tu pasado o tu presente para castigarte. La mayoría no necesitamos a nadie que nos castigue, porque nosotros mismos nos bastamos para ello: cuando nos privamos de lo que necesitamos, cuando no somos nosotros mismos, no reconocemos nuestros triunfos… Tú, ¿Cómo te boicoteas?

10. ¿Elijo desde mi divinidad o desde mi condición humana? Esta pregunta correcta tiene el poder de cambiar toda tu vida. No sé si eres consciente de que, aunque eres humano, en cualquier momento tienes acceso a niveles más altos de conciencia. Esto significa que tenemos en cuenta algo más que nuestra propia realidad, y que también tenemos en cuenta las perspectivas de los demás. Así transcendemos las limitaciones de nuestra condición humana. Elegir desde tu perspectiva divina es tomar conciencia de que tus decisiones afectan a los demás, al mundo. Cierra los ojos y conecta con la visión más elevad@ de ti mism@: ¿Cuál es tu propósito en la vida, tu misión?   

Dicen que No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual sino que somos seres espirituales teniendo una experiencia humana. Las personas extraordinarias toman decisiones que no sólo son coherentes con las expresiones más elevadas de sí mismos, sino que además son afines con lo que es mejor para el mundo. Recuerda que tu también tienes ese potencial extraordinario. Ojala que con estas preguntas correctas y realizando las acciones pertinentes, tomes decisiones extraordinarias que te permitan ser la persona que quieres llegar a ser. En última instancia tu eres el/la únic@ que puedes cambiar el rumbo de tu vida. Nadie puede hacerlo por ti. ¿Qué necesitarías para recordar que puedes elegir, cada día de tu vida?

Anuncios

6 comentarios en “ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN EN SU VIDA HÁGASE ESTAS PREGUNTAS. ELIGE CADA DÍA DE TU VIDA

  1. Pingback: DESCUBRE A QUÉ QUIERES DEDICARTE (y vive de ello) | biblioterapeuta

  2. Pingback: LA AUTOCURACIÓN | biblioterapeuta

  3. Pingback: RATONES, DRAGONES Y SERES HUMANOS AUTÉNTICOS | biblioterapeuta

  4. Pingback: POR MI QUE NO QUEDE | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s