EL PODER DE LOS HÁBITOS: CUIDA TUS HÁBITOS… SERÁN TU DESTINO

Mahatma Gandhi dijo: Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. Cuida tus actos, porque convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.

No es la primera vez que hablamos en biblioterapeuta de la dificultad de cambiar los pensamientos: ¿recuerdas aquello de no pienses en un elefante rosa? Ya sabemos que eso no funciona y ¿qué pasa con los hábitos? ¿Cuántas veces has tenido la intención de salir a correr, empezar a meditar, comer más sano, apuntarte al gimnasio,… instaurar nuevos hábitos? Y ¿cuántas veces te has quedado en la cama, te has quejado de la falta de tiempo, pensaste que mejor empezar el lunes que viene, y vale, sí te apuntaste al gimnasio (¡felicidades, ya has dado el primer paso!) pero nunca más volviste?

Un hábito es un comportamiento que has repetido tantas veces de la misma manera y en la misma circunstancia que ya no necesita ser pensado para ser llevado a cabo. ¿Sigues siempre el mismo itinerario para ir al trabajo o para comprar el pan?  No hay nada como experimentar aquí y ahora. Te invito a que hagas un pequeño ejercicio a modo de ejemplo ¿te apetece? ¡Vamos allá!

images

Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.

Cruza lo brazos ¿Ya? Ahora descrúzalos y coloca las manos sobre tus rodillas. Sí, va en serio, no me estoy quedando contigo. ¡Hazlo y verás!. Por último, vuelve a cruzar los brazos pero, esta vez, al contrario de como los habías cruzado antes. ¿Qué pasa? La primera vez que cruzaste los brazos no tuviste ni una duda sobre cómo hacerlo ¿De qué te das cuenta?

Los hábitos nos sirven para hacer nuestra vida más sencilla. Con ellos ahorramos tiempo y energía porque no tenemos que pensar en qué hacer, cómo hacerlo o cuándo hacerlo. ¿Sabías que el 90 por ciento de nuestro comportamiento está marcado por nuestros hábitos? Sí amig@, eso significa que la mayor parte del tiempo, de la vida, funcionamos en modo automático. El inconveniente es que apenas nos queda capacidad para decidir o responder ante las situaciones. Aquí estriba la razón de por qué cuesta tanto cambiar de hábitos: son inconscientes.

Para que veas con más claridad cómo funcionan y empieces cuanto antes con el entrenamiento de cambio de hábitos, si es que necesitas cambiar algo en tu vida, puedes empezar con algo muy sencillo.  Seguramente tienes en la cocina al menos un par de cajones, por ejemplo uno con los cubiertos y otro con los trapos de cocina. ¡Cámbialos de sitio!. El cajón de los cubiertos colócalo donde los trapos de cocina y viceversa. ¿Cuántas veces crees que abrirás el cajón de los trapos para coger una cuchara? ¡Pruébalo! Quizás te estés preguntando para qué sirve esto. De momento, a nivel práctico no sirve para nada pero, así vas acostumbrando a tu cerebro para otros cambios de hábitos importantes.

Como he dicho un párrafo más arriba, los hábitos tienen que ver con la incapacidad de elegir, al reaccionar ante las situaciones en vez de responder antes ellas; pues para esto último se requiere un cierto nivel de conciencia. Para seguir entrenando la conciencia plena te contaré un secreto: No sé si sabrás que cuando suena tu móvil, cabe la posibilidad de no lanzarte en plancha a cogerlo. ¿Lo sabías? Pues como te lo cuento…  y como siempre te digo, ¡no me creas, experiméntalo! No te estoy diciendo que a partir de ahora no cojas a nadie la llamada, lo que te propongo es que tomes la decisión consciente de hacerlo o de no hacerlo.

Si quieres saber más acerca de los hábitos y sobre cómo funcionan te recomiendo el libro de Charles Duhigg “El poder de los hábitos”

 Los hábitos surgen porque el cerebro busca continuamente formas de ahorrar esfuerzo.

Los hábitos surgen porque el cerebro busca continuamente formas de ahorrar esfuerzo.

Los surcos generados por esos hábitos son tan profundos, que antes de que te des cuenta habrás vuelto a caer en ellos, recorriendo una y otra vez el mismo camino, igual que la aguja que salta una y otra vez cuando pinchas un disco rayado. Es más cómodo y, sobre todo, es más seguro. No encuentras obstáculos, no tienes que pensar ni decidir, tan sólo tienes que seguir ese camino allanado por las pisadas de tus propios pasos un día tras otro. ¡Qué aburrimiento! Sin embargo, si quieres cambiar de itinerario para descubrir nuevos paisajes y alcanzar un nuevo destino, tendrás que abrir una nueva ruta.

Para ello tienes que trazar ese nuevo camino, como decía Machado, Caminante no hay camino, se hace camino al andar. La única garantía es que encontrarás obstáculos. Tendrás que vértelas con las hierbas que te superan en altura, con la incertidumbre de no saber a dónde llegarás, con los fantasmas que intentarán que vuelvas por dónde has venido, con el “tú no puedes”, con las ramas que al pasar te arañarán la cara. Te dolerá. Serán oportunidades disfrazadas de problemas que deberás superar. ¿Estás dispuesto a salir de tu zona de confort o tan sólo se trata de un efímero deseo y ante las primeras dificultades vas a volver a la comodidad y la seguridad del antiguo camino? Verás:

Coge papel y boli. ¿Preparad@?

  1. Escribe los tres hábitos que más te están perjudicando actualmente. Venga, te espero… ¿Los tienes? Ahora quiero que cierres los ojos y que visualices tu futuro si no cambias esos hábitos. Imagina tu vida si no rompes con esas cadenas que te atan al pasado. ¿Cómo crees que será tu vida dentro de cinco años si no cambias, si no rompes con esos hábitos? ¿Cómo te sientes?
  2. Una vez que has reconocido los hábitos que te están frenando, escribe cuáles van a ser a partir de ahora los nuevos hábitos que quieres adquirir. ¿Los has apuntado? Ahora quiero que comiences a visualizar cómo es tu vida con esos nuevos hábitos. Tómate el tiempo que necesites. ¿Cómo te sientes ahora? ¿Ves la diferencia con la visualización anterior?

La pregunta es, si eso que has visualizando la segunda vez está lo suficientemente definido como para mantener la motivación y el compromiso necesario de seguir avanzando, aun cuando las dificultades te rodeen y los problemas te miren a los ojos. ¡Vaya cara! ¿Eso es un sí? ¿Seguro? Entonces es hora de desterrar la palabra “intentar”, es hora de dejar de decir “Voy a intentarlo” y comenzar a afirmar “Voy a hacerlo”. Y para que este ejercicio surta efecto (no es por presionarte, bueno, un poco sí…) debes de comprometerte con una pequeña acción, algo sencillo que puedas realizar en este momento. Puede ser una llamada de teléfono, empezar el libro que tienes pendiente de leer, informarte sobre las actividades del gimnasio, comerte una manzana, no sé… ¿Qué pequeño paso vas a dar aquí y ahora (si no es factible en este momento, aunque lo dudo, tienes hasta las doce del mediodía de mañana) que te acerca a la vida que deseas tener?

¿Vas a seguir convertido en víctima de tus malos hábitos o vas a tomar la decisión de hacer lo necesario para cambiar y dirigirte de una vez por todas hacia un nuevo destino?

Anuncios

12 comentarios en “EL PODER DE LOS HÁBITOS: CUIDA TUS HÁBITOS… SERÁN TU DESTINO

  1. Gracias.La lectura de este post ha llegado en el momento preciso para darme el empujón necesario.He hecho la llamada a clínica de acupuntura para dejar tabaco.Ahora me falta mañana visita al gimnasio para contrarrestar y encontrar endocrino con fecha libre cercana.Dan fecha para junio.
    Mis tres hábitos ya los habrás adivinado:comer mal,fumar e inactividad…el mal de muchos y la pesadilla de tantos. No es la primera vez que digo a por todas!pero esta vez lo estaba atrasando drmasiado!Eso sí,necesario dinerito para esta inversión en mí.

    Gracias de nuevo, has sido mi efecto mariposa!

    Me gusta

    • Hola María Paz, como me gusta leer que te has puesto en marcha para tener la vida que deseas. Me alegra mucho saber que desde biblioterapeuta he contribuido al empujoncito que necesitabas. Sobre el aspecto económico, efectivamente tienes que tomarlo como una inversión. Otra opción que se me ocurre es que busques la ayuda de un naturópata y matar dos pájaros de un tiro: la nutrición y la acupuntura, junto otro tipo de terapias complementarias que utilizamos que te pueden ayudar a dejar de fumar. Si te apetece, ya nos contarás como vas progresando. Muchas gracias por compartir tu experiencia. Un abrazo!

      Me gusta

  2. Pingback: REGATEANDO AL UNIVERSO | biblioterapeuta

  3. Pingback: DESCUBRE A QUÉ QUIERES DEDICARTE (y vive de ello) | biblioterapeuta

  4. Pingback: LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA | biblioterapeuta

  5. Pingback: LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA – EL EQUILIBRIO A TRAVÉS DE LAS PEQUEÑAS COSAS

  6. Pingback: PODER ANTICÁNCER | biblioterapeuta

  7. Pingback: INTELIGENCIA DIGESTIVA | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s