DONDE TUS SUEÑOS TE LLEVEN: ¿BUENOS DÍAS?

¿Cómo te das los buenos días y afrontas el mundo cada mañana? Dicen que la forma de levantarte y de vivir la primera media hora de un nuevo amanecer, influirán en cómo se desarrollará el resto del día. ¿Recuerdas el día en el que nada más levantarte tropezaste con la pata de la cama, fuiste dando tumbos a la cocina murmurando una sarta de improperios, derramaste el café, perdiste el autobús, llegaste tarde a aquella reunión importante…? No quiero decir que sea algo determinante pero, es posible que si empiezas el día con el pie torzido y te dejas llevar por la inercia de la jornada con el piloto automático, no te des ni cuenta de que has entrado en un círculo vicioso de negatividad. Date los buenos días cómo te mereces…

9788497543064Hace unas semanas leí el libro de Javier Iriondo “Donde tus sueños te lleven”. David, un escalador experto, sufre un trágico accidente en el Himalaya, donde pierde a su compañero de escalada. A su vuelta a casa tras el accidente, David no es capaz de superar la tragedia vivida y cae en una profunda depresión, hasta que Joshua, un misterioso maestro, aparece en su vida. Joshua decide regresar con David al Himalaya, para que este se enfrente a sus miedos, y con su ayuda es capaz de recuperar la esperanza y la fe en sí mismo.

Entre las muchas enseñanzas y frases inspiradoras, Iriondo nos muestra algunas ideas para comenzar el día con energía. ¿Te apuntas?

  1. Despiértate cada día dando gracias por un nuevo día y una nueva oportunidad, dando gracias por todo lo que ya tienes; la mayoría de las personas pasan el tiempo pensando en lo que no tienen en vez de dar gracias por lo que ya tienen, y el agradecimiento ayuda a ahuyentar las preocupaciones. Empieza diciendo “Hoy me siento agradecido por…” Puede que al principio te lleve un tiempo pensarlo. Con la práctica observarás que lo importante está en las pequeñas cosas cotidianas que generalmente pasaban desapercibidas.
  2. Visualiza 69871_577842718900183_1459271668_n1aquello que quieres lograr, viéndote a ti mismo de la manera que quieres ser. Visualiza cómo te vas acercando cada vez más a tus objetivos, cómo vas cambiando y progresando, sintiéndote como si todo eso ya estuviese presente en tu vida. Recuerda que tienes el potencial para crear tu nueva realidad. Visualiza tu futuro imaginando y sintiendo que ya has conseguido eso que quieres y da gracias por ello.
  3. El planeta en su mayoría es agua, la vida viene del agua y del oxígeno, al igual que tu cuerpo, que al menos en un 60 por ciento es agua. Al despertarnos por la mañana generalmente llevamos entre ocho y diez horas sin beber; por ello, nada más salir de la cama lo primero que tienes que hacer es beber un gran vaso de agua. Yo tomo el agua con limón, así aprovecho para depurar el cuerpo, y espero media hora antes de tomar el desayuno. Mientras tanto…
  4. Lo ideal es salir a hacer algo de ejercicio, correr o caminar durante 15 minutos, al menos. Y si no puedes hacerlo, da saltos durante 5 minutos nada más levantarte. Al hacer ejercicio, aunque sea saltando durante 5 minutos, tu cuerpo se despierta y se activa, llenándote de energía. Existen numerosos estudios científicos que demuestran que si comienzas el día con ejercicio, tu cerebro aumenta su capacidad de concentración y te vuelvas más positivo y productivo.
  5. Tras el ejercicio, realiza una breve meditación. No sé cuál es tu concepto de meditación, pero si te estás imaginando a señor calvo en una postura imposible, con la mirada perdida en el infinito, estás equivocad@. Te propongo que aproveches la ducha para meditar. Pon todos tus sentidos en el agua sobre tu cuerpo, la temperatura, el sonido del agua… No hagas como una de las participantes de mis grupos de desarrollo personal, que aprovechaba la ducha matinal para limpiar la mampara de la ducha. (Que también podría ser, pero mejor haz una cosa u otra).
  6. Al salir de la ducha mírate en el espejo y realiza una serie de afirmaciones positivas en voz alta, con emoción e intensidad. Nos pasamos el día haciendo un montón de afirmaciones, muchas de ellas negativas e inconscientes, con las que nos convencemos para no permitirnos arriesgarnos y que nos impiden ser la personas que somos. Las afirmaciones llegan a convertirse en verdaderas profecías autocumplidas.

Con esta rutina crearás el estado mental que tú deseas, iniciarás tu día con energía y con la mente centrada en lo que quieres. Será tu puesta a punto para afrontar tu día de la manera correcta, más positiva, y más productiva.

Desde ahora, tú eres el jardinero que decide lo que planta en su jardín. Ya no puedes decir que no lo sabías. ¡Qué tengas un bonito día! o no, ahora tú eres responsable de elegir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s