EL ARTE DE EMPEZAR

¿Cuánto tiempo llevas dándole vueltas a una idea de negocio? ¿Cuántas justificaciones te cuentas para no ponerte en marcha? No tengo dinero, no es el momento, necesito más formación, aun tengo que perfeccionar el producto o el servicio… ¿Hasta cuándo vas a seguir así?6a00e54ffea71488330105365b3ffd970c-500wi

Podrías gastar todo tu tiempo aprendiendo y haciendo cábalas pero sin actuar. Y la esencia del espíritu emprendedor es precisamente actuar, no aprender a hacerlo. Ser emprendedor no es un puesto de trabajo. Es la actitud mental de la gente que quiere alterar el futuro.

El arte de empezar alivia ese mal. El objetivo principal del libro de Guy Kawasaky es ayudarte a usar tus conocimientos, tu amor y tu voluntad de crear algo grande sin necesidad de que te atasques en teorías o en detalles innecesarios.

Parto de la idea de que quieres cambiar el mundo, no estudiarlo. Si ahora mismo estás pensando “corta el rollo y cuéntame lo que necesito saber”, has venido al lugar adecuado.

  1. CREA ALGO CON SENTIDO (inspirado por John Doerr).

El principal motivo para emprender un negocio es crear algo con sentido, desarrollar un producto o servicio que haga del mundo un lugar mejor. Por eso, tu primera tarea será decidir cómo puedes crear algo con sentido.

¿Estás realmente a la altura de lo que se necesita para crear una empresa? Decir que estás dispuesto a hacer algo no significa que lo vayas a hacer. Por otra parte, ser consciente de que tienes dudas y temores no significa que seas incapaz de crear una empresa fantástica.

La verdad es que nadie sabe realmente si es un emprendedor hasta que se convierte en uno. Sólo hay una pregunta que debes plantearte antes de empezar un nuevo proyecto: ¿Quiero crear algo con sentido? El sentido no tiene nada que ver con el dinero, ni tampoco con el poder o con el prestigio. Ni siquiera tiene que ver con crear un entorno de trabajo divertido. Entre los significados de “sentido” encontraríamos:libreta1

  • Hacer del mundo un lugar mejor.
  • Mejorar la calidad de vida.
  • Enmendar una terrible injusticia.
  • Evitar que se acabe algo bueno.

Querer crear algo con sentido, es la motivación más poderosa que existe. Tener ese deseo no te garantiza el éxito, pero significa que si fracasas lo harás haciendo algo que merece la pena.

  1. CREA UN MANTRA.

Olvídate de las declaraciones de intenciones; son largas, aburridas e irrelevantes. Nadie consigue recordarlas ni mucho menos implementarlas. En lugar de eso, haz de tu sentido un mantra. Esto ayudará a tu equipo a avanzar por el camino correcto. Un mantra es una fórmula verbal sagrada que se repite en la oración, la meditación o el encantamiento, como por ejemplo la invocación a un dios, un hechizo o una sílaba o fragmento de una escritura que contengan poderes místicos.

libreta2

Un apunte final acerca de los mantras: no deben confundirse con los eslóganes. Él mantra está pensado para los empleados de una empresa; es una idea o pauta sobre lo que realmente hacen en su trabajo. Un eslogan, en cambio, está pensado para los clientes y es una idea sobre las cualidades de un producto o servicio. Ejemplo de Nike: el mantra dice “Auténtico rendimiento deportivo”, su eslogan es “Just do it”.

  1. PONTE EN MARCHA.

Ponerte en marcha consta de dos pasos sencillos: (a) refrenar tu incontrolable tendencia a redactar documentos. Empieza a desarrollar y a distribuir tu producto o servicio. No te limites a hacer presentaciones, escribir o planificar. Busca todas las herramientas que necesitas para desarrollar tu idea, desde los martillos, sierras y soldadores eléctricos hasta los programas compiladores o el AutoCAD.

Y (b) actuar. No esperes a tener el producto o servicio perfecto. Algo lo bastante bueno ya es lo bastante bueno. Ya tendrás tiempo de pulirlo más adelante. No se trata de empezar a lo grande, sino de acabar siendo grande.Ten en cuenta los siguientes principios para actuar:

– PIENSA A LO GRANDE. Ponte el listón bien alto y lucha por algo grande. Si vas a cambiar el mundo, no puedes hacerlo con productos y servicios aburridos o insignificantes.

– ENCUENTRA A TUS ALMAS GEMELAS. Hace falta un buen equipo para conseguir que un proyecto nuevo funcione.

– POLARIZA AL PUBLICO. Cuando desarrollas un producto o servicio que le encanta a alguien, no debe sorprenderte que atraiga el odio de otro. Tu objetivo es capitalizar la pasión, a favor o en contra. No te ofendas si la gente ataca lo que haces; lo único que debe ofenderte (y asustarte) es la falta de interés.

806254_24

PLANTEA UN DISEÑO DIFERENTE

– PLANTEA UN DISEÑO DIFERENTE. En la hoja de la derecha tienes cuatro formas diferentes, todas ellas válidas, de plantearse un diseño diferente; Kiwasaka está convencido de que hay más:descarga

– UTILIZA UN PROTOTIPO PARA SONDEAR EL MERCADO. La forma de proceder más sensata es apostar por un prototipo, lanzarlo de inmediato al mercado y perfeccionarlo rápidamente. Si esperas a que se den las circunstancias ideales y a disponer de toda la información necesaria (lo cual es imposible) el mercado se te va a adelantar.

El resultado inmediato del principio de “ponerse en marcha” es el lanzamiento de un producto o servicio. Recuerda: no será perfecto. Pero no modifiques tu producto para agradar a tus clientes potenciales, modifícalo para los clientes a los que ya les encanta.

4 . DEFINE TU MODELO DE NEGOCIO.

Independientemente del tipo de empresa que vayas a crear, siempre debes pensar en la forma de ganar dinero. La mejor de las ideas, tecnologías, productos o servicios tiene los días contados sin un modelo de negocio sostenible que la respalde.Para ello, vas a tener que responder a dos preguntas:

  • ¿Quién tiene el dinero que necesitas?
  • ¿Cómo vas a conseguir que ese dinero llegue a tu bolsillo?
*Guy recomienda que pidas consejo a mujeres y nada más que a mujeres. Las mujeres pueden juzgar mejor que los hombres la viabilidad de un modelo de negocio. ¿No estás de acuerdo? El libro Los Premios Darwin aporta pruebas irrefutables de que el sentido común de las mujeres es superior. Tú, ¿qué opinas?

*Guy recomienda que pidas consejo a mujeres y nada más que a mujeres. Las mujeres pueden juzgar mejor que los hombres la viabilidad de un modelo de negocio. ¿No estás de acuerdo? El libro Los Premios Darwin aporta pruebas irrefutables de que el sentido común de las mujeres es superior. Tú, ¿qué opinas?

La primera pregunta implica definir quién será tu cliente y sus necesidades. La segunda pregunta implica la creación de un mecanismo de ventas que garantice que tus ingresos superen tus gastos. Aquí tienes unos trucos que pueden ayudarte con tu modelo de negocio:

– SE ESPECIFICO. Cuanto más precisa sea la descripción que puedas realizar de tu cliente, mejor. No tengas miedo, ya tendrás tiempo de crecer y dirigirte a un público más amplio.

– NO TE COMPLIQUES. Si no puedes describir tu modelo de negocio en diez palabras o menos es que no tienes un modelo de negocio.

– COPIA A ALGUIEN. El comercio no es nada nuevo y, a estas alturas, la mayoría de la gente lista ha inventado ya casi todos los modelos de negocio posibles.

En la imagen de arriba tienes un resumen de los pasos a seguir para definir tu modelo de negocio.

  1. ESTABLECE METAS, SUPUESTOS Y TAREAS.

El paso final es confeccionar tres listas con los siguientes contenidos: (a) las principales metas que debes alcanzar; (b) los supuestos de los que parte tu modelo de negocio, y (c) las tareas que necesitas realizar para crear una empresa.

Esto impondrá una disciplina de trabajo que mantendrá la organización en marcha si las cosas se descontrolan en algún momento, y créeme, eso pasará.

METAS. Hay siete metas en las que toda empresa que empieza debe concentrarse. Si te olvidas alguna de ellas tu empresa puede fracasar.

  • Demuestra tu concepto/ idea.
  • Completa las especificaciones de diseño.
  • Desarrolla un prototipo.
  • Consigue capital.
  • Haz llegar una versión de prueba a los clientes.
  • Haz llegar la versión definitiva a los clientes.
  • Logra el punto de equilibrio.

La planificación para conseguir estas metas condicionara el resto de cosas que tengas que hacer, así que dedícales un 80% de tus esfuerzos. Quita la declaración de intenciones que tienes enmarcada en el vestíbulo de tu oficina y sustitúyela por una lista con las fechas en las que te hayas propuesto alcanzar las siete metas indicadas anteriormente. Cerciórate de que tanto empleados como clientes puedan leerla. Repite este procedimiento cada vez que vayas a lanzar un producto o servicio; crea un mural donde plasmar los logros de tu empresa.

SUPUESTOS. A continuación, elabora una lista exhaustiva con las suposiciones en las que se basa tu negocio. Aquí deberás incluir factores como:

  • Rendimiento del producto o servicio.
  • Dimensiones del mercado.
  • Margen bruto.
  • Llamadas de ventas efectuadas por cada comercial.
  • Tasa de conversión de clientes potenciales en clientes reales.
  • Duración del ciclo de ventas.
  • Rentabilidad de la inversión para el cliente.
  • Llamadas al servicio técnico por unidad enviada.
  • Ciclo de pagos relativo a las cuentas por cobrar y por pagar.
  • Requisitos de compensación.
  • Precios de partes y de suministros.

Deberás revisar periódicamente estas suposiciones y si alguna está mal planteada o es falsa, reacciona rápidamente. Lo ideal sería vincularlas a las metas de las que hemos hablado anteriormente.

TAREAS. Por último, elabora otra lista detallada en la que incluyas las principales tareas que son necesarias para desarrollar, fabricar, vender, transportar y dar asistencia a tu producto o servicio. Entre estas tareas encontraríamos:

  • Alquilar un local para oficinas
  • Encontrar distribuidores clave
  • Establecer sistemas de contabilidad y nóminas.
  • Archivar documentos legales.
  • Adquirir pólizas de seguros.

Si quieres conocer más claves sobre “El arte de empezar”, como siempre, te invito a que leas el libro completo. Sin embargo, no puedo terminar esta entrada sin hacer referencia al último capítulo sobre cómo se logra la humanidad. En cada persona y cada empresa existe en un contexto social más amplio. Hacer cosas que te beneficien a ti y a tu organización en prejuicio del resto de la sociedad no cuenta. Si quieres levantar una empresa verdaderamente grande y duradera, necesitas establecer las normas éticas y morales más elevadas para tus empleados. Una buena persona da, por definición, buen ejemplo.

libreta3La humanidad se fundamenta en tres pilares: Ayudar a mucha gente. La gente más fácil de ayudar son aquellos a quienes piensas que puedes necesitar algún día. Desgraciadamente, estos puntos son los menos valiosos porque la motivación no es pura. Lo que separa también a la buena persona del maquinador, vienen de ayudar a gente que no va a poder ayudarte a ti. Hacer lo correcto. Significa tomar el camino más ético; no lo fácil, ni lo ventajoso, ni lo que ahorra dinero, que a veces es el más difícil. Y corresponder a la sociedad. Dar dinero es una de las maneras pero es sólo una de ellas; las otras incluyen dar tiempo, experiencia y apoyo emocional. Las buenas personas disfrutan dándole este tipo de cosas a los demás, son conceptos sencillos pero difíciles de llevar a cabo.

Tu vida se acaba, ¿Cómo te gustaría ser recordado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s