LOS CUATRO ACUERDOS: NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE

Suceda lo que suceda a tu alrededor, no te lo tomes personalmente. Así comienza el segundo acuerdo: NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE, de uno de los libros de cabecera por excelencia del Dr. Miguel Ruiz “Los cuatro acuerdos”. Si no lo has leído te recomiendo encarecidamente que lo hagas. ¡Hazte el regalazo de conocer la sabiduría que se encuentra en este maravilloso libro!. Si, por el contrario, ya lo leíste, quédate, porque de vez en cuando no está mal recordar algo tan sencillo pero, a veces, tan complicado de practicar. Un golpe certero al centro de tu ego ¿Dispuesto? Empiezo…

los-cuatro-acuerdos-origSuceda lo que suceda a tu alrededor, no te lo tomes personalmente. Incluso cuando una situación parece muy personal, por ejemplo cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene nada que ver contigo. Si alguien te da su opinión y te dice: «¡Oye: estás muy gordo!», no te lo tomes personalmente, porque la verdad es que se refiere a sus propios sentimientos, creencias y opiniones.

Te lo tomas personalmente porque estás de acuerdo con cualquier cosa que se diga. Y tan pronto como estás de acuerdo, el veneno te recorre y te convierte en una presa fácil para esos depredadores. No te lo puedes tomar personalmente en modo alguno, y no porque no creas ni confíes en el otro, sino porque tienes que entender que él ve el mundo con distintos ojos, con los suyos.

Cuando te tomas las cosas personalmente, te sientes ofendido y reaccionas defendiendo tus creencias y creando conflictos. Haces una montaña de un grano de arena porque sientes la necesidad de tener razón y de que los demás estén equivocados. También te esfuerzas en demostrarles que tienes razón dando tus propias opiniones. Pero, lo que piensen de tí no es importante, así que no te lo tomes personalmente. ¿Sabes por qué? Porque cuando están contentos te dicen: “¡eres un ángel!”. Pero cuando están enfadados contigo, te dicen: “¡eres un demonio!” Ninguno de los dos comentarios te tiene que afectar porque tú sabes lo que eres. No necesitas que te acepten. Piensen lo que piensen, sientan lo que sientan, has de saber que  se trata de su problema y no del tuyo. ¡Es su manera de ver el mundo!.

Es posible que incluso me digas: “lo que dices me duele”. Pero lo que te duele no es lo que yo digo, sino las heridas que tienes y que yo he rozado con lo que he dicho. Eres tú mismo quien se hace daño.

Cuando no tomarte nada personalmente se convierta en un hábito firme y sólido, te evitarás muchos disgustos en la vida. Tu rabia, tus celos y tu envidia desaparecerán, y si no te tomas nada personalmente, incluso tu tristeza desaparecerá.

Fondos-de-pantalla-2

Escribe este acuerdo en un papel y engánchalo en la nevera para recordarlo en todo momento: No te tomes nada personalmente.

Cuando te acostumbres a no tomarte nada personalmente, no necesitarás depositar tu confianza en lo que hagan o digan los demás. Bastará con que confíes en ti mismo para elegir con responsabilidad. Nunca eres responsable de los actos de los demás; sólo eres responsable de ti mismo. Cuando comprendas esto, de verdad, y te niegues a tomarte las cosas personalmente, será muy difícil que los comentarios insensibles o los actos negligentes de los demás te hieran.

Feliz lunes de libro!

Anuncios

9 comentarios en “LOS CUATRO ACUERDOS: NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s