IDEAS FUNKY para el 2016

El funkysmo es igual a pasión por información más el poder de elección. Algunos teóricos dicen que nuestra sociedad es la sociedad del conocimiento y otros la llaman sociedad basada en la mente. Lo único seguro es que las habilidades y respuestas esenciales que necesitaremos mañana no son las que utilizamos hoy. Más importante aún, sin embargo, es que las preguntas están cambiando.

Paradójicamente, en un mundo que cambia a la velocidad de la luz, la capacidad para olvidar -para desaprender-, se está convirtiendo en un activo clave. Cambia y vuelve a cambiar. Estamos frente a un mundo de caos y auténtica incertidumbre. Las cosas no frenarán para que te dé tiempo a entenderlas. En un mundo así, sólo podemos confiar en una cosa: en que lo cierto se volverá incierto y que lo improbable se tornara probable. El futuro es impredecible: hay que crearlo.

descargaLas ideas son siempre debate; siempre. Así que, si te asaltan pensamientos, quejas o ideas sobre cualquier cosa contenida en esta entrada sobre el libro “Funky Business Forever”, los autores suecos, de nombres impronuncibles, te invitan a ponerte en contacto con ellos en la siguiente dirección de correo electrónico: funksters@funkybusiness.com

Nos encontramos en un entorno nuevo donde no hay reglas ni leyes, y donde no se regala nada. Todo está en constante movimiento: una crisis perpetua. Los roles tradicionales, los trabajos, las habilidades, la forma de hacer las cosas, las ideas, las estrategias, las aspiraciones, los miedos y las expectativas hace mucho que no cuentan.

El conocimiento es el nuevo campo de batalla de los países, las empresas y las personas. En la actualidad, el conocimiento se transmite de forma inmediata e internacional. Como ocurre con los virus mortales, una vez que la información sale a la luz, nada puede detenerla. Ahora el conocimiento es realmente el poder. Emplear la fuerza, tirar muros, amenazar o adular no te servirá de nada si te enfrentas a una persona más inteligente y más ágil. Un peso ligero inteligente siempre ganará a un peso pesado fuerte, salvo en el ring. El hombre de Neanderthal desapareció hace mucho…  En estos momentos no podemos hacer negocios como antes. Necesitamos negocios inusuales, diferentes, innovadores. Necesitamos negocios impredecibles, sorprendentes. Necesitamos negocios funky.

LOS NEGOCIOS FUNKY:

enjoy-capitalism

– SON GLOBALES. En la aldea global no podemos hacer las cosas solos. Necesitamos encontrar a compañeros de primer orden. Necesitamos a los mejores  -el mejor asesor, el mejor proveedor-, no a los más cercanos. La realidad económica de nuestro tiempo implica que cualquiera puede competir con cualquier otro. Todos estamos en una competición global. Nunca habíamos visto un espacio económico tan amplio. Hoy cruzamos el mundo y sus siete mares, disponemos de vía satélite internacionales, compramos revistas de otros países, vemos programas de todo el mundo, escuchamos los discos más vendidos del planeta.

-IMPLICAN UNA MAYOR COMPETENCIA PARA TODOS Y EN TODAS PARTES. En occidente se nos educa para que creamos que “cuanto más, mejor”. Pero eso no es necesariamente cierto. Aun así, la cantidad se impone en todas partes. Más productos; más mercados; más personas; más competencia. La cantidad forma parte de la vida. Vamos hacia lo que en el ámbito académico se conoce como paridad tecnoeconómica. Es decir, el mundo industrializado ya no tiene el monopolio del saber porque el saber se mueve con total libertad. En definitiva, la paridad tecnoeconómica asegura que los mejores, hombres y mujeres, ganan sin importar su procedencia.

-OBLIGAN A UNA CONSTANTE BÚSQUEDA DE ELEMENTOS DIFERENCIADORES. En la jungla económica que impera actualmente,
diferenciarse en cada vez más difícil. Si piensas en ello, lo que vende tu empresa podrían venderlo otras de las que se anuncian en las páginas amarillas o en Google. Si tienes una idea original, tus competidores la copiarán en dos o tres semanas. Sólo hay una salida y es sumamente sencilla: es preciso hacer algo distinto. Hacer algo que el mundo no haya visto anfive-ways-to-outshine-the-competitiontes. Innovar para, durante un corto espacio de tiempo, ser excepcional y excepcionalmente competitivo. Conviene que sepas que tendrás que destacar de una forma nueva pues aquello de añadir unos cuantos extras al producto; eso ya no funciona. El nuevo campo competitivo se encuentra en la información y los intangibles: diseño, garantía, servicio postventa… Y, por supuesto las personas. Las personas pueden hacer que su empresa, su producto y sus servicio sean una opción única. La forma en la que dirige y orienta su equipo, en la que organiza su trabajo, determinará su éxito.

-OBLIGAN A RENOVAR LA ORGANIZACIÓN. Organizar es el arte de conseguir que personas ordinarias hagan cosas extraordinarias. En nuestra época, la innovación organizacional implica la creación de condiciones que permitan un flujo constante de creatividad, y no la producción en masa de un producto o servicio estándar sin más. Por lo tanto, las empresas funky necesitan ser diferentes, parecer diferentes y trabajar de una forma nueva. Todas las empresas modernas compiten en el ámbito del conocimiento; pero el conocimiento es perecedero y, como la leche, tiene fecha de caducidad. En el futuro habrá dos clases de empresas: las rápidas y las muertas. ¡Muévete. Muévete más rápido. Muévete ya! Quienes no sean rápidos, serán olvidados.

-TRAEN A ESCENA LA GESTIÓN Y EL LIDERAZGO.  El liderazgo y la gestión son más importantes que nunca. Vivimos en la época del tiempo y del talento: vendemos tiempo y talento, explotamos tiempo y talento, organizamos tiempo y talento, y, envasamos tiempo y talento. Por lo tanto, la gestión y el liderazgo son claves para lograr una ventaja competitiva que te diferencie del resto de la gente. La forma en la que atraes, retienes y motivas a tu personal; cómo tratas a tus clientes y proveedores, es más importante que la tecnología, son la esencia de tu exclusividad. Pero estas potentes armas competitivas han cambiado de naturaleza:

  1. El jefe ha muerto. Ya no podemos creer en un líder que afirma saberJEFE-1.jpgmás de todo y tener siempre la razón. La gestión mediante el miedo ya no funcionará. El dinosaurio ejecutivo está oficialmente extinguido (obviamente los miembros de la especie suelen ser los últimos en darse cuenta de que sus días están contados).
  2. El puesto de trabajo ha muerto. La nueva realidad requiere flexibilidad. Los días en los que los empleados trabajaban toda la vida en la misma empresa, sin sobresaltos y resguardados, acabaron hace tiempo. Pronto, privilegiaremos la vida por encima de la carrera, y el trabajo se verá como una serie de encargos temporales y proyectos.

Inevitablemente, las nuevas funciones exigen nuevas habilidades. Hace treinta años, teníamos que aprender una nueva habilidad por año. Hoy adquirimos una por día y, quizás, mañana una por hora. Habilidades como el trabajo en equipo: en 1960 un jefe un jefe tenía que aprenderse 25 nombres en toda su carrera. Hoy se aprenden 25 nuevos nombres al mes y mañana, tal vez 25 por semana (y la mitad de esos nombres serán de idiomas distintos al tuyo)

-NOS DAN EL PODER. Ya no hay puestos de trabajo pero, tenemos más poder. Ahora somos dueños de los principales bienes de la sociedad: nuestros cerebros. Y poder equivale a libertad. Somos potencialmente libres para aprender, ir, hacer y ser lo que queramos. Podemos elegir. Podemos decidir. Depende de nosotros. Pero la libertad no es algo que simplemente venga dado. Es preciso conquistarla. Y hoy, el poder reside en controlar el más escasos de los recursos: la inteligencia humana.

Cuanto más te diferencies, mejor te irá. Y contrariamente a lo que ocurre con los recursos materiales, la inteligencia mejora con el uso y se puede llevar a todas partes: te la llevas cuando te marchas. De modo que si, realmente quieres llevar una buena vida, el camino no puede estar más claro: apunta a ello y ponte en marcha. El poder está en tus manos, para el uso y el abuso.

Los negacios funky implican que cada vez habrá más preguntas y muchas menos respuestas. Einstein se equivocaba. No existe una única teoría capaz de guiarnos. La diversidad impera. El futuro es más de las preguntas que de las respuestas. Y, durante el proceso, no esperes ayuda alguna de la tecnología porque sólo saben dar respuestas. Pero si eres capaz de plantear preguntas inteligentes de forma única y antes que los demás, irás temporalmente por delante en el juego. Disfruta del momento. Al cabo de unos segundos tendrás que pensar en la siguiente pregunta. Y después, en la siguiente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s