LA SEMANA LABORAL DE 4 HORAS (1)

La mayoría de la gente se ha dedicado durante demasiado tiempo a convencerse de que la vida debe de ser difícil, resignados a pasar día tras día en una cárcel laboral mortalmente aburrida a cambio de fines de semana relajantes y ocasionales días de vacaciones.

Tu sueño puede ser dejar de depender de un sueldo, hacer realidad tu fantasía de viajar, vagabundear como por ahí mucho tiempo, batir récords mundiales o simplemente dar un giro de 180 grados a tu trayectoria profesional. Sea cual sea , este libro te ofrece todas las herramientas que necesitarás para hacerlo realidad, aquí y ahora.

2014.05.16 La semana laboral de cuatro horasEn realidad, la gente no quiere ser millonaria; lo que quiere es experimentar lo que cree que sólo los millones pueden proporcionarles. La fantasía no es tener un millón de dólares en el banco. La fantasía es la vida de completa libertad que supuestamente te comporta ese millón. Noto una cierta incredulidad en estas suposiciones de Timothy Ferriss pero sigue leyendo , por favor. En realidad, el dinero es sólo un medio para conseguir un fin. El dinero en sí mismo no tiene ningún valor. Imagina que tienes un millón de euros en el banco ¿Qué tal? ¿Cómo te sientes?. Intuyo que te ha cambiado la cara. La cuestión es que los tienes en tu cuenta pero no puedes gastarlos. ¿Lo ves? El dinero al final es un acelerador, te permite conseguir, quizás de una forma más rápida, lo que te propongas; pero para eso no hace falta ser millonario. La cuestión es ¿cómo conseguir esa vida de millonario, de completa libertad, sin tener primero el millón de dólares?

Si te parece, vamos a empezar por desafiar a nuestro sentido común. Este libro tiene el propósito de enseñarte a detectar y aprovechar las oportunidades que otros no ven. Para ello, tendrás que aprender a jugar a otro juego y aprenderte sus reglas. Si no eres capaz de estar dispuesto a cambiar lo que siempre has hecho y que no te ha funcionado, para probar otras alternativas, de nada sirve que te explique después cómo conseguir  los ingredientes del diseño de una vida de lujo: tiempo, ingresos y movilidad. Pero vamos por partes, todos los caminos empiezan dando el primer paso: cambiando lo que das por supuesto. Respira hondo y deja que las nuevas ideas vayan calando en ti. ¿Seguimos?

¿Has oído hablar de los nuevos ricos? Prenta atención… Las siguientes reglas son los diferenciadores fundamentales que tendrás que tener presentes:

Captura

Los nuevos ricos se caracterizan por su abanico de opciones mientras que los aplazadores guardan para el final para descubrir que la vida los ha dejado de lado ¿Cómo cambiarían tus decisiones si no existiese la jubilación?

  1. La jubilación es un seguro por si ocurre lo peor. Considerar la jubilación como la meta es erróneo pues nada justifica el hecho de dedicarte a algo que no te gusta durante los años de mayor capacidad física de tu vida. Además, tras la jubilación muy pocos podrán mantener su nivel de vida: La jubilación puede durar treinta años y la inflación recorta tu capacidad adquisitiva entre un 2 y un 4% anual. Las cuentas no salen. Y, si por el contrario, las cuentas te salen, es que eres una máquina de trabajar ambiciosa y ¿sabes qué? Una semana después de jubilarte estarás tan aburrido que querrás hacerte el harakiri.
  2. El interés y la energía son cíclicos. Alternar períodos de actividad y de descanso es necesario para sobrevivir, no digamos para crecer. Reparte “minijubilaciones” a lo largo de la vida, en lugar de acumular la recuperación y el disfrute para la quimera del retiro dorado. Trabajando sólo cuando eres más eficaz, serás más productivo y disfrutarás más de la vida.
  3. Hacer menos no es vagancia. Hacer menos trabajo fútil para concentrarse en cosas de mayor importancia personal para uno no es pereza. Tal vez te cueste entenderlo porque nuestra cultura recompensa el sacrificio personal en lugar de la productividad personal. Por lo tanto, concéntrate en ser productivo en vez de estar ocupado.
  4. Nunca es buen momento. Para la mayoría de las cosas importantes, el momentojubilacion-el-problema-y-el-dilema-600x375-600x375 siempre es pésimo. “Algún día” es una enfermedad que hará que te lleves tus sueños a la tumba. Si algo es importante para ti y quieres hacerlo “algún día”, hazlo y corrige el rumbo mientras caminas.
  5. Mejor pedir perdón que pedir permiso. Si no vas a destrozar a quienes te rodean, inténtalo y luego justifícate. Las personas suelen negarnos cosas por razones emocionales que pueden llegar a aceptar cuando sean un hecho consumado. No des a los demás la oportunidad de decirte que no.
  6. No te esfuerces por corregir tus debilidades, potencia tus fortalezas. Seguro que eres buen@ en unas cuantas cosas y desastrosamente mal@ en otras. Se trata de elegir entre multiplicar resultados ayudándote de tus fortalezas o incrementar el grado de mejora fortaleciendo debilidades para, como mucho, alcanzar un nivel mediocre.
  7. Las cosas llevadas al exceso se convierten en lo contrario. Cuando hablamos de diseño de vida no nos interesa crear un exceso de tiempo ocioso, sino utilizar el tiempo libre de forma positiva. Se trata sencillamente de hacer lo que quieras frente a hacer lo que te sientes obligado a hacer.
  8. El dinero por sí mismo no es la solución. ¿Cuántas veces has pensado “si tuviera más dinero…”? Pues bien, esta es la manera más fácil de posponer realizar un crítica profunda, que te lleve a tomar decisiones necesarias, para crear una vida de la que disfrutar ahora, y no después.
  9. Importan más los ingresos relativos que los absolutos. Esto es exactamente lo mismo que hablábamos en entradas anteriores (cinco mantras para vegetarianizar tu dieta) ¿qué es más importante atender a las calorías que se consumen o importa más la calidad de las mismas? En mi opinión mejor lo segundo pero, ¿esto que tiene que ver con el dinero? ¿Acaso un euro no es siempre un euro? Los nuevos ricos creen que no. Los ingresos absolutos se miden usando una variable sagrada e inalterable: el euro. Mientras que los ingresos relativos se calculan usando dos variables: el euro y el tiempo (horas). Imagina que tu y yo ganamos 35000 euros anuales. Tu al ritmos de 50 horas semanales y yo al de 10 horas por semana. Los dos ganamos lo mismo pero ¿Quién crees que será más rico?
  10. El distrés es malo, el eustrés es bueno. No todo el estrés es malo. De hecho, un cuerpo sin estrés es un cuerpo muerto. Además, es gracias al estrés que yo estoy pudiendo escribir esta entrada y tu leyéndola, porque sin estrés, nuestra especie no hubiera podido evolucionar y se hubiera extinguido. Entonces ¿dónde está el problema? El quid de la cuestión es saber distinguir el distrés: conjunto de estímulos dañinos que te debilitan, te restan confianza y fuerza para actuar; del eutrés: que es el estrés sano que constituye un estímulo para crecer.

Muchas de las cosas que has leído te pueden parecer imposibles y contrarias al sentido común. Decídete a  probar estas ideas como un ejercicio de pensamiento lateral. Esta época de histeria colectiva puede ser tu gran oportunidad para experimentar. ¡Nunca ha habido un momento mejor para probar lo infrecuente! Cuando empieces a ver las infinitas posibilidades que existen fuera de tu comodidad habitual no olvides hacerte esta pregunta: ¿Qué es lo peor que podría ocurrir? Si lo analizas bien, te darás cuenta de que en una escala del 1 al 10, siendo 1 nada y 10 algo que cambiase tu vida para siempre, la peor situación que puedas imaginar tendrá unas consecuencias temporales del orden de 3 ó 4. Por otro lado ¿Cuál sería el efecto positivo de hacer realidad la mejor situación imaginada? Fácilmente tendría un efecto positivo permanente de 9 ó 10.

hazlo-ahora-empieza-ya¿Hacerlo o no hacerlo? ¿Intentarlo o no intentarlo? La incertidumbre y la posibilidad de fracasar son voces en las tinieblas que dan mucho miedo, pero reflexiona, ¿qué vas a sacrificar si continuas así durante 5, 10 ó 20 años más? Muchas personas prefieren la infelicidad a la incertidumbre. Se estima que el 99% de las personas están convencidas de que son incapaces de lograr cosas grandes, así que aspiran a ser mediocres. Tal vez, por eso, el grado de competencia para alcanzar esas metas “realistas” es tan alto que no es extraño que requieran de más tiempo y más energía.  Así que, ya sabes, dedícate a realizar cosas grandes ¡Hay menos competencia! ¿Que por dónde empiezas? Veamos… Piensa en acciones sencillas y bien definidas, que puedas llevar a cabo ahora o como muy tarde, mañana a las 11 de la mañana.  No importa cuán pequeña sea la tarea, ¡da el primer paso ya!

(Continuará…)

Anuncios

2 comentarios en “LA SEMANA LABORAL DE 4 HORAS (1)

  1. Hola, pues en el mismo día me habéis recomendado dos de mis blogueros favoritos el mismo libro… Ángel de vivir al máximo y tú… Y acabo de comprarlo… Claro que también quiero leer el último que recomendaste de Ana Moreno… Flexivegetarianos… Y es que ahora que te sigo desearía tener más tiempo para leer y leer. Gracias.

    Me gusta

    • Gracias a ti Ana! Jorge Jimenez dice que con leer 20 páginas al día es suficiente. 20 páginas al día x 365 días al año = 7.300 páginas al año. Y 7300 / 250 (de medía que tiene un libro) = 29,2 libros al año… no está mal, no? Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s