PON EL CIELO A TRABAJAR

En cierto sentido, nuestra verdadera naturaleza queda sofocada bajo el constante murmullo de nuestras mentes inquietas, nuestras vidas agitadas y nuestros miedos perturbadores. ¿Y si todo esto pudiera ser distinto?

De repente, el poder expansivo del Universo, con el cual parecía imposible poder relacionarse, se encontrará precisamente en la palma de tu mano. Somos creadores, y es nuestro derecho por nacimiento -y, en verdad, nuestra directriz- ejercer gozosamente el poder del Universo. Merece la pena repetir esto: somos extensiones de la energía creativa del Universo, cuyos vastos recursos están siempre a nuestra disposición. La misma fuerza creativa que existe desde el inicio de los tiempos es nuestra naturaleza esencial. A través de cada uno de nosotros fluye una energía dinámica que nos pertenece y que podemos utilizar deliberadamente para crear la vida que deseamos. Su potencial es ilimitado, infinito y nos pertenece a todos.

Vamos a analizar un cambio de percepción que propiciará tu conexión con la fuerza creativa del Cielo de un modo tan real que casi podrás estirarte y alcanzarla. Esto es lo que Jean Slatter cuenta en este libro. ¿Estás preparado para abrir tu mente?

pon-el-cielo-a-trabajarEn el plano físico siempre parece que estamos trabajando con recursos limitados: nunca tenemos suficiente dinero, ni suficiente tiempo, ni suficientes personas o expertos a quienes acudir. Si modificamos nuestra percepción del Universo, estas restricciones dejarán de existir. Para ello, imagina, simplemente, que tienes todo el dinero, el tiempo y los recursos del mundo para contratar cualquier tipo de ayuda que se te ocurra. ¿Tienes demasiadas obligaciones? Solicita un ayudante espiritual que te enseñe a administrar tu tiempo. ¿Tienes problemas con tu ordenador? Pide un informático espiritual para que te ayude a resolver el problema. ¿Así de sencillo?

Se trata de un proceso muy simple que no requiere ningún esfuerzo; tan sólo debes dejar volar tu imaginación. Si crees que la visualización es una técnica efectiva, puedes visualizarte entregando a tus asistentes celestiales una descripción completa de sus tareas. O quizás te resulte más natural hacer una simple petición verbal, como por ejemplo: “En esta situación debería recurrir a un experto”. ¡No importa el método que utilices! El único requisito es tu intención. Limítate a intentarlo y la ayuda te llegará. Recuerda que puedes contar con ella para cualquier aspecto de tu vida, desde el más mundano hasta el más profundo.

¿Has tenido alguna vez una experiencia que no pueda explicarse en términos de casualidad, que haya sido tan fortuita como para dejarte perplejo? Puedes hacer caso omiso de momentos semejantes, sin otorgarles ningún sentido y tildándolos de inexplicables; o puedes tomar nota de ellos y permitir que modifiquen tu existencia.

TARJETA EXPRES ANGELICAL

Para que el proceso de contratar ayudantes celestiales sea todavía más divertido, imagina que te han dado una tarjeta de crédito celestial (sin límite de crédito) que es aceptada en todas partes. Está a tu entera disposición y con ella podrás contratar ayudantes invisibles que te auxiliarán a concretar tus sueños y objetivos, tus proyectos, tus relaciones, tu vida laboral y tu diversión del momento.

Te invito a cambiar el foco de tu atención hacia tu verdadera naturaleza interior y a mirar con ojos renovados la realidad de tu poder divino. ¿Estás preparado para asumir el mando como creador? Entonces llegó la hora de arremangarte y comenzar a desarrollar tu experiencia de forma consciente y deliberada. Cuando estés decidido a hacerlo, comienza por algo muy simple, algo que se pueda cumplir en un día (o incluso en minutos). Dedica un momento a pensar en qué tarea te gustaría recibir ayuda. El primer paso es simple… Pide….!  Cuidado, pedir no es quejarse. Pide intencionadamente y confía en que el Universo te brindará su apoyo. No subestimes el poder de la palabra hablada. Tu petición será más convincente si la pronuncias en voz alta. Nuestras mentes están llenas de chácharas interminables. Cualquiera que las sintonizara se enfrentaría con muchas dificultades para reconocer cuándo realmente pretendemos decir algo y cuándo se trata sólo de confusas divagaciones. Utilizar nuestra voz nos ayuda a concentrar nuestra atención en lo que realmente deseamos.  Ésta es la otra mitad de la ecuación. Estar abierto para recibir es tan importante como pedir. Puede parecer una tontería, pero muchos de nosotros detenemos el flujo precisamente en ese punto del proceso. Todos conocemos el dicho: “Es mejor dar que recibir”, y por ello pensamos que, en cierto sentido, somos más honrados y rectos cuando nos negamos a recibir. La verdad es que dar y recibir forman un círculo completo. A continuación la autora incluye algunas directrices que conviene tener en cuenta cuando uno desea pedir algo. No son reglas. Lo esencial es simplemente pedir.

  1. Adopta una actitud festiva y alegre.  Vivir la vida de forma gozosa significa que somos libres para experimentar el abanico completo de las emociones humanas y también encontrar felicidad y goce en ellas. Y una de las mejores formas de hacerlo es…
  2. Adoptar una actitud de agradecimiento y reconocimiento. Presta atención a las aparentes coincidencias y sincronicidades, aunque te parezcan insignificantes.
  3. Conserva puras tus intenciones. Solicita que todo lo que llegue a tu vida lo haga en nombre del bien superior, no solamente para ti mismo, sino también para todos aquellos que lo necesiten. Se trata de una situación en la que todos ganan, en la que siempre hay abundancia y no escasean las soluciones creativas ni los buenos momentos.
  4. A menudo pensamos que deseamos algo y, sin embargo, no es eso a lo que en realidad aspira nuestro corazón. Tómate un momento para reflexionar qué es lo que verdaderamente anhelas y luego formúlalo en términos de sentimientos. Después de todo, lo que de verdad deseamos son los sentimientos que nos despiertan las personas y las cosas, y no las posesiones en sí mismas. Quizás has estado pidiendo ganar una determinada cantidad de dinero al mes que te diera para pagar tus facturas y sentirte económicamente seguro. Lamentablemente, la vida no funciona de esa manera. Cuanto más dinero ganamos, más gastamos; en consecuencia, permanecemos siempre en la misma situación aunque con mayores preocupaciones y con facturas aún más desmoralizadoras. Lo que debes hacer es concentrarte en la sensación que deseas conseguir. Por ejemplo, poder pagar tus facturas fácil y placenteramente. Puedes pedir una sensación de seguridad y una economía autosuficiente. Después de todo, es lo que realmente deseas. Y luego deja que el Universo lo organice.
  5. Pedir al Universo que materialice tus sueños y, al mismo tiempo, no tener apegos es
    un verdadero arte. Acabo de mencionar lo importante que es definir tus deseos y anhelos, ¡y ahora voy a decirte que no te apegues a ellos! ¿Qué significa esto? Quiere decir reconocer que tu felicidad no depende de si obtienes o no lo que has pedido. El miedo siempre limita tu capacidad para recibir las magníficas soluciones que el Universo puede ofrecerte si lo que has solicitado no se manifiesta tal como lo habías visualizado, ¡relájate! No intentes forzar la situación y tampoco consideres que hasfracasado. En este caso, debes pensar que siempre hay una razón y una nueva oportunidad para la claridad y la creación.
  6. En general, el Universo responde tan rápidamente que cuando las cosas no suceden tan pronto como esperas, quizás te impacientes. Pero cuando intentas apresurar las cosas, seguramente termines por invertir más tiempo, dinero y esfuerzo. La paciencia es una cualidad difícil en una sociedad en la que la magia de la tecnología nos ofrece a menudo resultados instantáneos. Ten paciencia y confía en que el sentido divino de la oportunidad es impecable.
  7. ¿Cuánto me costará?  La ayuda espiritual te pertenece por el mero hecho de estar vivo, del mismo modo que no tienes que ganarte el aire que respiras. Lo maravilloso de este proceso es que el pago se realiza con la única forma de divisa que conoce el mundo espiritual: el amor y la alegría. El intercambio energético en el éter es una cuestión vibratoria.
  8. El viaje no es gratuito. El hecho de saber que puedes recurrir a un ayudante celestial con talento que anhela ayudarte acaso te haga pensar que todo lo que debes hacer es reclinarte en tu asiento y delegar funciones. Por el contrario, tu primera responsabilidad -y la más importante- es crear. ¡Y puedo asegurarte que vas a estar muy ocupado!  En realidad, hay un sinfín de cosas que deberás hacer tú. Sin embargo, observarás que todo fluye fácilmente y que tu trabajo parece un juego.
  9. Lo único que necesitas es convencerte de que el Universo trabaja de esta forma. Saber que todo acontecerá. No sirve a ningún propósito utilizar este proceso para poner a prueba al Universo. Con una actitud de: “Creeré en ello cuando lo vea” sólo conseguirás que el éxito quede fuera de tu alcance. El escritor y maestro espiritual Wayne Dyer dice: “Lo verás cuando creas en ello”. Te estarás preguntando: “¿Realmente esperas que crea que puedo obtener todo lo que pido?”. En efecto, eso es precisamente lo que espero que creas. ¿Quién dice que no es posible? Un ejemplo perfecto es andar por encima del fuego, el efecto placebo…
  10. Celebra tus éxitos.

Sucederá. Un día, como cualquier otro, te levantarás por la mañana, conducirás el coche o te sentarás a cenar y, de repente, te sentirás invadido por una increíble sensación de alegría y respeto reverencial que te emocionará hasta las lágrimas. Y entonces lo comprenderás.

A partir de ahora, tu vida puede ser la alegre y deliberada expresión del origen de toda creación y de todas las posibilidades. Finalmente, el Cielo se puede traer a la Tierra.

Anuncios

2 comentarios en “PON EL CIELO A TRABAJAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s