EL SANTO, EL SURFISTA Y EL EJECUTIVO. ¿HE AMADO BIEN? (2)

9788496829466Conéctate con el flujo de la vida. No te tomes nada demasiado en serio. Vive cada instante. Permanece completamente presente en cuanto se despliega ante ti, el pasado se ha ido hace tiempo, nunca dejes que tú ayer se adueñe mucho de tu hoy. ¿Y el futuro? El futuro no es real, es sólo una ilusión. Lo único que cuenta es el encantamiento de cada minuto. Vive en el fluir mismo y toma las cosas según vengan.

Cuántas veces has aplazado tu felicidad,  cuantas veces has dicho: “seré feliz cuando…” La felicidad es asequible para todo el mundo en este instante, presta más atención a los tesoros que ya te rodean, vive la vida al máximo, ten los ojos abiertos…

EL SURFISTA ¿HE AMADO BIEN?

Abre tu corazón para que luego puedas abrirte a la vida y sus delicias. Sal de tu cabeza y entra en tu corazón. Vivir en la cabeza es jugar sobre seguro con la vida: tratas de prever las cosas, planificas y te inquietas por el pasado, el presente y el futuro. Pasas tanto tiempo analizando lo que podría ser que pierdes la vida que necesitas vivir. El modo ideal de aprender de la vida es estar presente en cada momento que se te presenta.  No importa cuan bello parezca el mundo exterior, lo que importa es lo que tienes en tu interior; y si tu mundo interior no es saludable y está revuelto, nada de lo que hagas en tu mundo exterior te hará feliz. Nada puede calmar cualquier vacío que sientas en tu interior.

Como seres humanos todos tenemos agujeros dentro, vacíos que anhelan ser llenados para sentirnos completos. Recuerda que la puerta de la plenitud se abre hacia dentro no hacia fuera, por eso, la primera prioridad de todo ser humano es hacer ese trabajo interior. Ir hacia dentro significa que encaras las cosas que te limitan porque sabes lo fantástico que eres en realidad.

Abrir el corazón consiste en vivir con amor, estar abierto a las posibilidades humanas, confiar en el perfecto despliegue de tu vida, estar más vivo, confiar en tus instintos y estar abierto a las sorpresas que se tejen dentro y fuera de tu vida. Consiste en acoger lo inesperado ¿estás disponible para todos los milagros (desplazamiento mental que te ayuda a ver las cosas de otra manera) que te esperan? Si miras las cosas desde una perspectiva más elevada puedes ver qué cosas aparentemente desvinculadas están en realidad relacionadas ¿reconoces qué cosas aparentemente desvinculadas que te han sucedido en la vida forman parte de un sistema coherente?

Deja de vivir en la cabeza, has probado ese método durante toda la vida ¿y a dónde te he llevado? Quizás sea el momento de probar un nuevo sistema de actuar en la vida: vivir más momentos propios del corazón.

El corazón posee una inteligencia más alta de la que tienes en la cabeza. El acceso a la sabiduría del corazón te conecta con la más amplia sabiduría del mundo y te abre una puerta el corazón del universo. Entonces, ¿solo hay que vivir por lo que te dicta el corazón? No. Se requiere un equilibrio. Para vivir la vida más elevada es fundamental que tu corazón y tu mente trabajen conjuntamente: vivir de un modo que sea sabio pero amable, práctico pero espontáneo, valeroso pero afectuoso, responsable pero apasionado…

¿CÓMO ABRIR EL CORAZÓN? LO PRINCIPAL ES QUE TE PONGAS EN MARCHA…

  1. Revive las pasiones que han muerto en ti. Empieza a hacer las cosas que en el pasado te llenaban, empieza a hacer lo que habla al apasionado niño que hay en ti, re-descubre las cosas que te emocionan. ¿Has olvidado tus pasiones? No te preocupes, ellas te encontraron a ti cuando empieces a buscarlas. Cuando siempre nos han dicho qué hacer perdemos la conexión con nosotros mismos y con nuestras pasiones y nos hacemos adultos que ni siquiera saben cuáles son sus verdaderos deseos. Hazte preguntas: ¿qué hacía antes que me llevaba sentirme bien conmigo mismo? ¿si no tuviera que trabajar como pasaría mis días?
  2. Viaja por la vida sin perder el asombro. Abandona todas las nociones preconcebidas sobre cómo debería de ser tu vida. Este modo de vivir puede que despierte tus miedos, es natural. Siente tus miedos y actúa de todas maneras, deja sencillamente que los miedos te invadan. Tu fe a la inteligencia del universo tiene que ser mucho más grande que tus temores. Confía… Vive en estado de curiosidad, no hace falta que sepas dónde vas a estar dentro de un año, ni siquiera hace falta saber qué estarás haciendo dentro de un mes. Apártate de esa necesidad de certidumbre que todos tenemos y acércate a la curiosidad que todos necesitamos. Vive maravillado.
  3. Empieza por estar más alerta y consciente. Presta más atención a lo que sucede a tu alrededor, presta atención a la sensaciones de tu cuerpo ¿cómo te sientes ahora? ¿qué sensaciones tienes en tu cuerpo?
  4. Medita en cómo quieres tratar a la gente en la vida, ayuda a otros desinteresadamente, ¿cómo te sientes cuando ayudas a otros? ¿cuál es el acto de bondad que vas a realizar hoy?
  5. Perdona. Perdona y acepta que el daño que otros te hicieron es porque tenían miedo. Solo se puede vivir desde el amor o desde el miedo. Luego, quién no actúa desde el amor lo hace desde el miedo, eso no significa que justifiques su conducta. ¿Castigarías a un niño que está asustado? Para avanzar en la vida necesitas perdonar y entender que había una lección en el dolor que padeciste. No puedes quedarte atrapado por algo que sucedió en el pasado, ¿no te parece? Acepta la lección y continua.
  6. Practica la gratitud. Haz una lista de agradecimientos, te servirá para no perder de vista todo aquello que tienes en la vida: escribe todas las cosas por pequeñas que sean, que te gustan en tu vida. Por ejemplo, agradece por los alimentos que tienes, esto te ayudará a tener perspectivas sobre lo afortunado que eres. Cada uno tiene una tonelada de cosas que agradecer y sin embargo la mayoría de nosotros se concentra más en las carencias que en la abundancia. Envía cartas de amor a personas agradeciendo todo lo que han hecho por ti, por haber sido amables, por haber hecho muy bien su trabajo, cuando han sido agradables contigo. Mantente alerta en la búsqueda de personas a las que enviar continuamente esas cartas.
  7. El vocabulario que utilizas es más importante de lo que crees: si no te hablas amablemente, si no utilizas palabras amistosas en tu diálogo interno, es imposible que seas afectuoso con los demás. Las palabras que usas tienen un poder tremendo, cada una contiene una energía propia. ¿Sabías que las cosas que vibran con la misma energía se atraen? Las palabras que utilizas son como imanes que atraen a tu vida personas y situaciones que armonizan con ellas. Las palabras son un reflejo de tus pensamientos y tus pensamientos configuran tu mundo. Entrénate para concentrarte en lo bueno de cada situación; eso no significa que obvies cómo te sientes o que no veas la realidad tal y como es. Usa las palabras adecuadas y tu vida cambiará: aumentará tu poder, crecerá tu confianza  y descubrirás un grado de amor a ti mismo que no sabías que tenías. Lee cada día esta lista de palabras: armonía, paz, bondad, alegría, felicidad, sabiduría, vitalidad, verdad, diversión, compasión, abundancia, perdón, equilibrio, valor y amor.
  8. Realiza actividades que impliquen el cuidado de ti mismo, cosas que haces que demuestran cuánto te amas: reserva un tiempo para salir de noche a contemplar las estrellas. Recibe masajes a menudo. Lee solamente los mejores libros. Escucha música que te levanten el espíritu. Saca tiempo para tener un retiro diario contigo ¡te lo debes a ti mismo! Siéntate en silencio y tranquilo, el silencio es un suave restaurador natural. Abre un espacio en la vida para conectarte con tu mejor persona. Conéctate con la naturaleza, tendrás acceso a una parte mayor de ti mismo. Mantente en forma, haz ejercicio. Quién no se reserva tiempo para hacer ejercicio tendrá que reservarse tiempo para las enfermedades. Asegúrate de poner la mejor comida en tu templo. La nutrición excelente es de suma importancia para la creación de una vida extraordinaria ¿comes solo la mejor comida disponible? si de verdad te amas ¿cómo puedes comer cualquier cosa? Alimentarte de forma excelente es una señal de respeto a ti mismo.
  9. Simplifica: pasa de la complejidad a la sencillez. Pregúntate: ¿cómo puedo simplificarme la vida? Deja espacio para fluir, para gozar de los momentos preciosos de tu vida.
  10. Lleva un diario ¿Tu vida vale la pena? Pues si tu vida merece la pena, merece la pena registrarla. Cada mañana dedica un tiempo a tus páginas diarias. Escribe sobre tus anhelos, celebra las victorias, escribe sobre lo que te hace feliz y sobre lo que te entristece. Registra todas las sensaciones que sientes. Llevar un diario es una manera increíble de explorar los lugares más profundos de ti mismo y de liberar tus mayores talentos. Puedes empezar contestando a las siguientes cinco preguntas cada mañana: ¿cómo viviría este día si supiera que es el último?, ¿qué tengo que agradecer en mi vida?, ¿qué cosa puedo hacer hoy para que mi vida sea extraordinaria?, ¿qué puedo hacer para que hoy resulte increíblemente divertido? Y, por último, ¿cómo puedo ayudar a alguien hoy?

¿Te sientes abrumad@? ¿Demasiadas cosas para hacer en un mismo día? Te sugiero que primero experimentes con cada una un tiempo y selecciones las prácticas que mejor te parezcan. Después intégralas en tus semanas como parte de tu fórmula ganadora para una gran vida. Y sobre todo, ¡desacelera! ¿Por qué tienes tanta prisa siempre? ¿Hacia dónde corres? Disfruta del proceso. Saborea los momentos. Estate presente. Confía en tu corazón…

 

Anuncios

Un comentario en “EL SANTO, EL SURFISTA Y EL EJECUTIVO. ¿HE AMADO BIEN? (2)

  1. Pingback: EL SANTO, EL SURFISTA Y EL EJECUTIVO. ¿CÓMO PUEDO SERVIR HOY AL MUNDO? (3) | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s