4 SEMANAS PARA ORDENAR TU CASA Y TU VIDA. ACCIÓN (2)

51STrxb7TOL._SY400_¡Ay, qué cosa curiosa Decathlon! Sé sincero, ¿a que si no sales a correr es porque no tienes el equipo adecuado, solo por eso? Vamos, que una visita de nada a Decathlon y por pocos euros te convertirás en un deportista nato. ¡Que sí, que ya sé que lo dices en serio! ¿Quién no ha salido alguna vez de esa tienda cargado con una raqueta de tenis? (¡en septiembre me apunto!), de ropa reflectante especial para correr (¡sí, ahora pareceré un profesional, es justo lo que necesitaba!) o incluso con unas gafas y un tubo para bucear… Creemos que el objeto nos transformará, que la posesión dará lugar a la acción cuando, en realidad, lo que debe preceder a la acción es… ¡la acción!

Has terminado el inventario de tu casa y por lo tanto el periodo de observación ya puede dar paso a la acción. Prepárate para una semana densa y repleta de renovación. Sin embargo, no confundas acción con precipitación y no dejes que tu mente piense en términos de lucha o de combate. No: los cambios que vas a llevar a cabo en casa deben hacerse desde la buena voluntad y paso a paso. Y con placer. El camino es tanto más importante que el destino ¿Empezamos?

ROPA

¡Menudo caos! Los vestidores están muy de moda y parece que tanto hombres como mujeres fantasean con ellos. Sin embargo, son verdaderas trampas que nos llevan acumular cada vez más prendas y accesorios. ¡No tengo nada que ponerme! ¡No encuentro la camiseta azul! Una vez que ya hayas organizado tu armario, estás lamentaciones no volverán a salir de tu boca.

  1. Vacía el armario y pon toda la ropa en una zona determinada.
  2. Observa las prendas una a una y agradece todo lo que han hecho por ti.
  3. Airéalas y dales un baño de luz: ahora tus prendas están cargadas de energía positiva.
  4. Coge las prendas una a una y recuerda cuando las compraste, el estado de ánimo en el que te encontrabas…
  5. Responde a las siguientes preguntas (ya las vimos en la entrada anterior): ¿Cuándo me lo puse por última vez? ¿En qué ocasión? Si hace más de 6 meses que no te has puesto esas prendas, es que ha llegado el momento de decirle adiós (a excepción de prendas concretas para una actividad o situación específica). ¿Tengo esta prenda por duplicado, incluso por triplicado? ¡De verdad necesitas cuatro vaqueros iguales, tres camisas blancas o diez pares de zapatillas deportivas!. ¿Puedo ponérmelo tal y como está? Sí o no, la respuesta será rápida. ¿Necesita algún trabajo de costura? Reúne por fin valor y energía para llevar esa prenda a arreglar, o cose el botón que le falta. Pruébate todas las prendas para comprobar si siguen siendo de tu talla. ¿La vida me parece mejor cuando llevo esta aprenda? A veces la ropa es mágica. Sin saber por qué cuando nos ponemos una prenda concreta nos sentimos más favorecidos. ¿Me compraría la prenda hoy? Responde sin pensar y con sinceridad.
  6. Coloca cada prenda en la zona correspondiente en función de las respuestas que hayas dado: conservar, tirar, regalar o arreglar.

LAS MIL Y UNA JOYAS

-Recorre la casa y reúne todas las joyas.

-Separan las joyas de valor de la bisutería.

-Céntrate en la bisutería. Examina cada pieza, una a una, y tira sin dudar las que estén: rotas o les falta algún elemento, los pendientes viudos, las piezas pasadas de moda que no volverás a ponerte y las que estén ennegrecidas y no puedan limpiarse.

  1. Una vez que hayas finalizado la selección, céntrate en las prendas que es decidido conservar y agrupadas por tipos (hay personas que también le gusta ordenar por colores, decide tú que te funcionará mejor).
  2. Si tienes cajones, enrolla las prendas y colócalas verticalmente en lugar de unas sobre otras; así no olvidarás ninguna durante meses en el fondo de un montón. Utiliza las cajas de zapatos para guardar calcetines y ropa interior, anillas de cortina de ducha dispuestas sobre la barra horizontal de un perchero para ordenar los pañuelos de cuello… ¡Hay mil y un trucos que pueden ayudarte a organizar la ropa!
  3. Mira el aspecto del armario. Si tienes estanterías decoradas con papel bonito, deshazte de las perchas de alambre que te han dado en la tintorería y coloca saquitos perfumados o un vaporizador con un poco de aceite esencial.
  4. Lleva a cabo todo el proceso de forma consciente y agradece de nuevo a cada prenda lo que te aportará durante los próximos meses.

RECIBIDOR

Este espacio marca el tono del resto de la casa, así que hay que prestarle atención. A continuación encontrarás algunas claves para organizarlo de forma eficaz:

-Prepara un espacio para las llaves un cuenco, unos ganchos… instala un colgador para los abrigos, las bufandas y accesorios.

 -Dispón de una pequeña caja de almacenaje para guardar los guantes, los paraguas plegables…

– Coloca una cesta para el correo.

COCINA

  1. Deshazte de los utensilios repetidos de los que basta con tener un solo ejemplar.
  2. Clasifica por categorías todos los utensilios.
  3. Despeja al máximo la superficie de trabajo y el fregadero (las botellas de aceite, las especias, el estropajo y el lavavajillas tiene que estar en estanterías o armarios).
  4. Tira los recipientes reutilizables que se acumulan en el fondo de los armarios.
  5. Selecciona los productos de limpieza.
  6. Selecciona los productos de alimentación: Tira los que ya no sean utilizables.
  7. Vacía y limpia el frigorífico:

– Tira lo que ya no sea consumible.

-Ordena los alimentos por tipos: las verduras juntas en el cajón correspondiente, los yogures en el mismo estante…

-Recuerda que el frigorífico tiene 4 zonas: la zona fría (la mitad superior de las estanterías) para colocar los alimentos frágiles como la carne y el pescado crudos o platos que hay que descongelar. La zona fresca que debe estar a 4°C (la mitad inferior de las estanterías) para productos muy perecederos como los lácteos, la carne y el pescado cocinados. El cajón de verduras y, por último la puerta, la zona menos fría, para los condimentos, los huevos y las mermeladas.

  1. Limpia toda la cocina a fondo una vez a la semana.
  2. Cuelga en la pared una libreta para ir apuntando la lista de la compra para la semana siguiente.
  3. Algunos consejos: separa los alimentos crudos de los cocinados, tira el embalaje exterior de cartón y de plástico de los productos que acabas de comprar, pon en primera línea los productos con las fechas de consumo límite más próximas.

 EL CAJÓN DESASTRE DE LA COCINA

Todos tenemos ese cajón. Lo vemos a diario, pero en realidad no sabemos exactamente que hay dentro. Mantener tamaño revoltijo no es bueno para la armonía de la casa y, por lo tanto, tampoco para la de tu alma ¡Al ataque!

– Vacía el contenido del cajón. Te sorprenderá ver todos esos objetos y utensilios, incluso porquería, que sale de ahí.

– Los “desaparecidos” ¡Mira un clip! ¡Una goma! Guárdalos junto a sus hermanos y hermanas en el lugar que les corresponde.

– Los “reciclables”. ¡Aún más pilas usadas! Rápido, llévalas al contenedor de pilas del supermercado.

– Los “prescindibles” ¿Para qué has guardado durante años el asa rota de una taza? ¿Y las recetas que recortaste de una revista hace ya casi 10 años?. ¡Anda mira, una postal de tus amigos! Y todos esos… bueno, en realidad, no sabes ni lo que son.

PAPELES

Revisa y tira tantos papeles administrativos como puedas y, por ejemplo, digitaliza una parte de los mismos. Sin embargo, es imprescindible que conserves en papel los documentos siguientes:

  • Seguros. Recibos, avisos de vencimiento, cartas de anulación: 2 años
  • Vehículo. Multas: 3 años. Facturas de compra, de reparación: mientras tengas el vehículo.
  • Banca. Ingresos, comprobantes del talonario: 5 años. Contrato de préstamo: 2 años. Cheques que cobrar: 1 año y 8 días.
  • Familia. Libro de familia, registro matrimonial, acto de reconocimiento de un hijo, sentencia de divorcio, actas de estado civil: de por vida. Aviso de subvenciones familiares: 3 años.
  • Vivienda. Facturas de agua y electricidad: 5 años. Facturas de teléfono: 1 año. Contrato de alquiler, inventario, recibos de alquiler: 3 años. Escritura de propiedad: de por vida. Informe del mantenimiento periódico de la caldera: 2 años.
  • Impuestos/tasas. Declaraciones de ingresos e impuestos sobre la renta: 6 años. Recibos de impuestos locales (contribución, IBI): 1 año.
  • Trabajo/desempleo/jubilación. Nóminas, contratos de trabajo, certificado de trabajo: hasta la liquidación de la jubilación. Certificado de empresa: hasta la cesión de la prestación de desempleo. Finiquito: 6 meses.
  • Salud. Tarjeta sanitaria: de por vida. Análisis, radiografías: de por vida. Resumen de la prestación de baja por enfermedad y maternidad: 2 años. Recetas: 1 año.

 Guardar estos documentos en carpetas o clasificadoras con selecciones separadas para cada tema.

CUARTO DE BAÑO

Si decimos que la casa es como un segundo cuerpo, entenderás rápidamente lo importante que es cuidar el cuarto de baño.  Así, sin paños calientes… vas a tirar:

 -Los productos de belleza caducados.

– Las toallas y las manoplas demasiado usadas agujereadas y desteñidas.

 -Los aparatos inútiles.

– Los cepillos que tengas por duplicado.

– Las gomas de pelo que ya solo tienen de “elástico” el nombre.

 -Los pasadores fluorescentes que conservas desde la adolescencia y que te avergüenzan.

-Los cepillos a los que se le han caído cerdas.

– Todas las muestras que has coleccionado pacientemente pero que no usarás jamás.

-Los frascos vacíos.

Ahora agrupa los productos en función de su uso: todos los productos de manicura en un neceser pequeño, los de peluquería, los de depilación, el champú y el gel, las toallas y manoplas, los productos de limpieza… y por supuesto, el neceser de maquillaje. Cuanto más completo sea tú neceser de maquillaje, más tardarás en maquillarte por la mañana, incluso si siempre utilizas los mismos productos. Perderás tiempo abriéndote paso entre el mar de productos.

BIBLIOTECA

¡Qué gratificante poder mostrar a nuestros invitados una biblioteca desbordante de libros! Sin embargo… seamos sinceros: ¿Has leído todos esos libros?,  ¿te han gustado todos? ¿qué parte de los libros has comprado impulsivamente y no leerás a más?, ¿qué libros se remontan a tu época de estudiante y te producen horror con solo mirarlos? ¿qué parte de los libros tienes porque queda bien tenerlos?. ¡Ha llegado la hora de ponerse a ordenar!

  1. Despeja la biblioteca.
  2. Limpia el polvo de las estanterías y de los libros uno a uno.
  3. Reúne todos los libros que tengas por casa en un mismo espacio.
  4. Coge uno a uno y pregúntate: ¿para qué los conservo?
  5. Vuelve a colocar en la biblioteca los libros que hayas decidido conservar ordenados por temas, por autores o alfabéticamente.
  6. ¡Deja espacios libres!

REVISTAS

¿Te cuesta separarte de tus revistas preferidas? Cuando las leas, dobla las esquinas de las páginas con los artículos que más te hayan interesado y que te gustaría conservar para releerlos. Cuando llegue el momento de tirar la revista, arranca con cuidado las hojas que hayas marcado y guárdalas en un archivador por temas.

En mi opinión, y esto no viene en el libro, te sugiero que si es una revista que compras a menudo, mensualmente, y que realmente utilizas; busques si se puede leer online y te suscribas. De esta forma siempre podrás leer sus artículos, encontrarlos fácilmente porque las revistas online suelen tener buscadores y no ocupan lugar en tu biblioteca.

  1. A mí me enseñaron que un libro jamás se tira. Los libros de los que te hayas decidido desprender dáselos a un amigo, dónalos, venderlos en el rastro, a una tienda de libros de segunda mano, por internet… son muchas las maneras en que puedes separarte de tus libros sin tirarlos.
  2. ¿Para qué comprar, comprar, comprar y siempre comprar? ¡Sácate el carnet de la biblioteca municipal de tu ciudad!

Recuerda que la palabra mágica para tener éxito en este proceso de organización total es: ¡PLACER!

¡Hasta la semana que viene!

Anuncios

Un comentario en “4 SEMANAS PARA ORDENAR TU CASA Y TU VIDA. ACCIÓN (2)

  1. Pingback: 4 SEMANAS PARA ORDENAR TU CASA Y TU VIDA. PON EN ORDEN TU VIDA DIGITAL (3) | biblioterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s