ALADURÍA. EL CAMINO HACIA LA CREATIVIDAD

9788494746451¿Qué es lo que ocurre para que la creatividad provoque admiración y, al mismo tiempo, una madre se disguste cuando su hijo le anuncia que pretende explorar su lado creativo con la intención de convertir eso en su oficio?

Nos han enseñado a aplaudir a aquel que hace algo sorprendente, pero al mismo tiempo nos han convencido de que nosotros no podemos hacer algo que merezca la pena ser aplaudido.

No sé por qué nos hemos dejado arrebatar la creatividad. La pregunta correcta no es “¿Cómo ser creativo?”. La pregunta correcta es “¿Qué te impide sentir que ya lo eres?”. Sigue leyendo

Anuncios

TÚ TAN A LO TUYO Y YO TAN SOLA

El amor no es una mierda. Lo que me hace sentir como una mierda es no ver cumplidas mis expectativas. Las expectativas son las fantasías que genero con respecto al futuro. Pero no en plan de contemplar diferentes opciones, sino que tiene más que ver con el deseo de que la realidad futura sea como yo quiero; pues lo que te digo, acorde a mis deseos.

Para que sea realmente una expectativa y no solamente un deseo infundado, tiene que estar avalado. Porque para que exista una frustración posterior, he tenido que creerme antes mi propia fantasía; y eso necesita de argumentos. Quizás un par de experiencias que derivaron en un mismo resultado y terminé por generalizar o, simplemente, un puñado de creencias, que sin el más mínimo cuestionamiento, adquirí porque me interesaba, porque sostenían de alguna manera mi expectativa. Dos errores de pensamiento y lógica, respectivamente. Sigue leyendo

EL BUEN AMOR EN LA PAREJA: SANAR EL VÍNCULO CON LOS PADRES

Cuando se une una pareja no sólo se juntan dos personas, sino que se unen dos sistemas. Dos familias con su historia particular, cimentada en hechos y vicisitudes particulares, y que cada uno conserva unas lealtades más o menos camufladas a sus orígenes. Aunque parezca extraño, en los sistemas familiares hay sentimientos que siguen flotando en su atmósfera porque no pudieron ser encauzados y resueltos en su momento por las personas a las que corresponda hacerlo, y siguen operando como asuntos pendientes enquistados. Como explica Joan Garriga en el libro del cual hablaba en el post anterior, el buen amor en la pareja es una relación entre adultos bien sostenidos en sí mismos y en su historia familiar, que han podido poner bálsamo en sus heridas y curarlas. El problema es cuando proyectamos en el otro aquello que no hemos solucionado, cuando nos enredamos siempre en las mismas dinámicas y tendemos a repetir una y otra vez con distintas parejas la misma historia. ¿A quién me siento todavía tan atado que impide que mi energía esté disponible para mi pareja?

Sigue leyendo