CARTA ABIERTA A LOS MAESTROS

el-libro-de-gloria-fuentes-para-ninas-y-ninosQueridos maestros:

Hoy os escribo a vosotros en vez de a los niños porque tenéis línea directa con ellos. Necesito recordaros una cosa que seguro que ya sabéis.

Todos los niños son poetas mientras conservan sus dientes de leche. Luego crecen y se hacen ingenieros, militares, políticos… y se les pasa la poesía (a algunos no se nos pasa). Las niñas y los niños son anti-ñoños, anti-cursis y anti-adultos, así deben ser. Son criaturas sensibles e inteligentísimas. Desde que nacen están preparados para entender la belleza. De nosotros depende que no se les pase nunca, que jamás se atrofie su niñez, que sigan siendo un poco niños.

Sigue leyendo

Anuncios

LA ESCUELA MÁS FELIZ: OTRAS VOCES 2

principal-la-escuela-mas-feliz-es

Corren nuevos tiempos también para la educación. Rosa Jové, psicóloga y autora de libros de tanto éxito como La crianza feliz, tiene claro cuál debe ser el objetivo: lograr escuelas más felices. No se trata de cambiar todo a lo loco, sino de valorar y conservar aquello que nos sirve, adaptar lo que está obsoleto y cambiar lo que no funciona.

En el capítulo otras voces se incluyen testimonios de especialistas en las diferentes corrientes educativas: Disciplina Positiva, Waldorf, Montessori, Homeschooling… En cada uno de ellos, un autor diferente, ha tenido la libertad para abordar su tema y exponer las ideas que ha querido. A parte de su respeto y amor por la infancia, les une un punto en común: a pesar de la diversidad de las ideas expuestas, son capaces de colaborar y debatir. Eso es lo que enriquece el mundo educativo. Creo firmemente que la información nos hace más libres, y como el saber no ocupa lugar, cuanto más sepamos, mejor. Sigue leyendo

CREAR HOY LA ESCUELA DEL MAÑANA

9788467556537

Lo que necesitamos es un nuevo paradigma para la educación, en el sentido más estricto del término. Los modelos industriales de educación son esencialmente impersonales. En su oferta educativa y en sus métodos docentes hacen hincapié en la homogeneidad, al tiempo que promueven la estandarización a la hora de evaluar. Tratan a los estudiantes como materia prima y consideran las estadísticas como resultados.
Uno puede hacerse una idea del grado de fracaso de estos modelos mirando los altos índices de fracaso escolar y de absentismo entre el alumnado, y de abandono de la profesión entre el personal docente, en particular de Secundaria, así como la prescripción de medicamentos para mantener dentro del sistema a los alumnos de todas las edades.
La educación es siempre, esencial e inevitablemente, personal. Los alumnos aprenden mejor si se sienten implicados, si algo les interesa y les motiva personalmente; si esto no sucede, desconectan y se acabó. Sigue leyendo

EDUCAR PARA AMAR LA VIDA

43698340_289231308353750_4880103946665852928_n

Tenemos que educar para la vida, pero, sobre todo, tenemos que educar para amar la vida, que significa iluminar las delicias del vivir, para que hijos y alumnos quisieran vivir su propia historia de amor con la vida. Hacer que la encuentren tan atractiva que no tengan otro remedio que rendirse a ella y ponerse a su servicio.

Si eres padre/madre o maestro/maestra, tienes que hacerte esta pregunta: ¿Cómo ves la vida, como un regalo o como una carga? Sigue leyendo

DISCIPLINA SIN LÁGRIMAS

ZEB-B0704523Antes de leer este libro: una pregunta. ¿Estás dispuesto al menos a considerar un enfoque distinto de la disciplina? ¿Aceptarás un punto de vista orientado a alcanzar tu objetivo inmediato —lograr que tus hijos hagan lo correcto en el momento adecuado—, amén de tu objetivo más a largo plazo —ayudarles a ser buenas personas, felices, prósperos, amables, responsables e incluso autodisciplinados? En ese caso, este libro es para ti. Sigue leyendo

DISCIPLINA POSITIVA: UNA NUEVA FORMA DE ENTENDER LA MALA CONDUCTA

44350395_2001533116536923_220803078981419008_n.jpg

La mala conducta no es más que una falta de conocimiento (o conciencia), una falta de competencias eficaces, una conducta apropiada para la etapa de desarrollo, una expresión de nuestro desánimo, o, a menudo, el resultado de algún incidente que nos induce a reconectarnos con nuestro cerebro primitivo, donde la única opción radica en entablar luchas de poder o en retraernos y no comunicarnos. ¿Parecería distinta la mala conducta del niño si la concibiéramos como una conducta cuyo objetivo es sentirse tenidos en cuenta e importantes? Sigue leyendo